ALGO SOBRE AQUELLA INUNDACIÓN DE SANTA FE Imprimir
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

 

EL SIGUIENTE COMUNICADO FUE PUBLICADO ALLÁ POR AGOSTO DE 2.004 Y SE REFIERE A AQUELLAS INUNDACIONES EN SANTA FE (ARGENTINA)

 

 

 

 

                Hace ya más de un año, los medios de comunicación nos informaban sobre aquella enorme catástrofe que sufrieron nuestros hermanos santafesinos. Nos referimos  a la  inundación de la Ciudad de Santa Fé y regiones próximas, como consecuencia de aquella extraordinaria crecida y desborde del Río Salado.

 

         Además de dolorosísimas pérdidas de vidas, hubo que lamentar también enormes daños materiales… y el dolor y la angustia de miles y miles de familias que, después de perder gran parte de sus pertenencias, incluída la propia vivienda familiar, debieron ser evacuadas…

 

         Vidas humanas truncadas,… daños económicos… y muchísimo sufrimiento…

 

         En este cuadro desolador,… todo lo que se hiciera  parecía muy poco frente al avance desolador de las aguas.

 

         Y esta situación se mantuvo durante mucho tiempo….

 

 

 

 

 

                           

 

RESPONSABLES

 

 

 

 

 

 

                Entonces y después,… mucho se habló de la posible responsabilidad, por omisión o negligencia, que tendrían determinados funcionarios gubernamentales… y hasta hubo algunas renuncias, según se dijo.

 

         Pero muy poco se habló de otro tipo de responsabilidades, talvez más indirectas, pero no por ello menos graves (o, quizás mucho más graves), que tendrían muchos gobernantes de las últimas décadas o del último Siglo,… que permitieron (y, posiblemente, hasta propiciaron o facilitaron) la deforestación de gran parte de los bosques de la cuenca del Río Salado… y una significativa alteración de los ecosistemas de dicha cuenca…

 

         Y, si  no, bastaría preguntarnos… ¿Cuánto queda hoy de los bosques del antiguo Chaco Santafesino… y del bosque santiagueño… y de los bosques montañosos de la “alta cuenca” de dicho Río?...

 

           

 

 

 

 

EL BOSQUE ACTÚA COMO UN REGULADOR DEL CAUDAL DE LOS RÍOS

 

 

 

 

 

        Nadie discute ya y todos conocemos el efecto regulador que tienen las selvas, bosques y montes sobre el caudal de los ríos y, por lo tanto, sobre el fenómeno de las inundaciones…

 

         El desplazamiento del agua proveniente de la lluvia es mucho más rápido y violento en las superficies desprovistas de cobertura vegetal arbórea, que en los territorios donde aún existen montes y bosques…

         En las zonas boscosas, el desplazamiento del agua es mucho más lento y, por lo tanto, la evaporación  (y también la absorción por el suelo) son mucho mayores, determinando ésto que llegue el agua a los ríos con mucha más lentitud.

 

         Además, la misma presencia de la masa boscosa, parece actuar favoreciendo una mayor y mejor distribución de las lluvias durante el año.

 

         Por todo lo anterior, nos parece lógico afirmar que, entre las causas que motivaron una crecida súbdita y con las características que tuvo la creciente del Río Salado, (y la inundación de Santa Fe), uno de los componentes fundamentales lo constituye, seguramente,  el enorme proceso de deforestación que el hombre ha realizado, a través de muchos años,  en la CUENCA DEL RIO SALADO y que fue permitido y aún promovido por erróneas políticas gubernamentales, cuyas consecuencias aun hoy estamos pagando y sufriendo.

 

 

 

 

 

Y PORQUÉ NO SE HABLA DE ESO?

 

 

 

 

            Seguramente, no constituye un hecho casual que no se hable de la terrible destrucción de nuestros bosques, como una de las principales causas de la mencionada inundación.

 

         Por el contrario, no se habla de todo esto, porque existen enormes intereses económicos (que no son los de una economía popular, por supuesto), que se beneficiaron con la destrucción de aquellos bosques…

 

         Talvez sean los mismos que saquearon gran parte de nuestro patrimonio forestal y que aún hoy se estarían beneficiando con lo poco que queda de todo aquello…

 

         Y, seguramente, replanificar nuestra economía, para salvar lo poco que aún queda de los antiguos bosques de esa región, constituye algo que “afectaría”, aún hoy, a determinados intereses económicos…

 

 

 

 

 

 

Y TAMBIÉN UNA RESPONSABILIDAD MUNDIAL

 

 

 

 

 

        Pero, además, tampoco se habló (o, por lo menos, no se habló con la claridad con la que se lo debiera hacer) sobre el fenómeno del “calentamiento global del Planeta”, como otra de las causas indirectas (entre otras muchas) de la mencionada inundación…

 

         Lo del “Río Salado” y “lo de Santa Fe” no son casos aislados, sino que forman parte de un conjunto de catástrofes que se están produciendo con mucha más frecuencia a nivel mundial y que tienen su orígen en el “cambio climático global” provocado, precisamente, por la destrucción de la mayoría de los bosques y selvas de la Tierra y por la contaminación de nuestra atmósfera con los gases industriales de “efecto invernadero”…

 

         Y no se habla (o se habla poco) del “calentamiento global del Planeta”, precisamente porque también hay enormes intereses que, a nivel planetario, están lucrando con la destrucción de la Tierra…

        

 

 

 

 

 AQUEL INFORME DEL "PENTÁGONO" NORTEAMERICANO

 

 

 

 

 

            Para corroborar esto, bastaría recordar aquel “informe” elaborado tiempo atrás por un grupo de científicos e investigadores de primer nivel que trabajan para el “Pentágono”.

 

         En aquel informe sobre el “cambio climático global”, se decía que “el cambio de clima en la Tierra” y las catástrofes que este cambio va a producir, constituyen, para la seguridad de los Estados Unidos, un peligro mucho mayor, inclusive, que el llamado “TERRORISMO NTERNACIONAL”.

 

 

 

 

GUERRAS POR EL AGUA Y GUERRAS POR LOS ALIMENTOS

 

 

 

 

                Se anticipaban allí enormes cataclismos, huracanes, tornados, inundaciones… y, sobre todo, un aumento en el nivel de los mares (consecuencia de la desaparición de los hielos polares), que dejará a muchas “ciudades costeras” bajo el agua…

 

         En esta “desaparición de ciudades” se incluirían aún algunas que hoy son Capitales de varias Naciones de la Tierra.

 

         En el mencionado informe, se habla asimismo de enormes regiones del Mundo actualmente húmedas, que se transformarían en desiertos… y de zonas secas,  que eventualmente se transformarían en regiones anegadas…                                                                                                                                                    

         Todo esto, anticipa el informe, determinará que haya, en algunos casos, “guerras por el agua” y en otros, “guerras por los alimentos”, y que la “desestabilización” militar, política y social de todo el Planeta, por el cambio de clima”, constituirá una “grave amenaza” para las “Grandes Potencias”

 

         Pero este informe, que fue elaborado por un grupo de investigadores que no pueden ser “sospechados”  de “izquierdistas” o de “terroristas árabes”, también fué ignorado, según diversos medios de comunicación, por el Presidente de los Estados Unidos, quién “lo archivó” y decidió “no darlo a conocer”…

 

         Esta circunstancia, fue lo que determinó que los propios investigadores que lo habían elaborado, decidieran HACERLO PÚBLICO.

 

 

 

 

HACIA UN CAMBIO DE CONCIENCIA...

 

       

 

 

            Todo lo precedente nos indica que, mientras no haya un cambio de conciencia, a nivel nacional y a nivel mundial,  seguramente aquí, cuando suceda un “desastre”,  continuaremos hablando de los efectos, pero NO DE LAS CAUSAS… (y continuaremos actuando frente a los efectos, pero nó frente a las causas)…

 

         Y continuaremos sufriendo catástrofes e inundaciones que, en gran medida, son el resultado de nuestros propios errores humanos y de funcionarios gubernamentales que han perdido la “visión de conjunto” y la capacidad de planificar con inteligencia y a largo plazo,… y continuaremos “cediendo” frente a las “presiones” de determinados intereses económicos que lucran con la destrucción…

 

         Todo lo cual hace que nos preguntemos: En la Argentina de hoy, en la que hace ya bastante tiempo, se hizo cargo de la Presidencia de la Nación un hombre que dice “estar dispuesto a terminar con el pasado”,… ¿No  será este el momento  oportuno para iniciar un nuevo rumbo en todo lo que se refiere a nuestra política forestal y ambiental?...

 

         Y… ¿No será este el momento oportuno para decretar, por ejemplo, una PROHIBICIÓN POR VARIOS AÑOS DE LA TALA DE NUESTROS BOSQUES, SELVAS Y MONTES , hasta tanto se elabore, con participación de todos los sectores, una nueva política que signifique proteger los bosques que aún existen… y revertir la destrucción realizada en el último Siglo?...

 

         ¿No debería la inundación de Santa Fe hacernos reflexionar sobre la necesidad de iniciar un profundo cambio en nuestra política forestal y ambiental?

        

Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote
smile
wink
laugh
grin
angry
sad
shocked
cool
tongue
kiss
cry
achicar | agrandar

busy