ALGO MAS SOBRE PROFANADORES DE TUMBAS, CEMENTERIO Y APARECIDOS Imprimir
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

 

 

ALGO MAS SOBRE PROFANADORES DE TUMBAS, CEMENTERIOS Y APARECIDOS 

 

   En alguna otra nota de esta misma Publicación, hablábamos de acontecimientos que habrían tenido como escenario al Cementerio de Palo Santo.

 

 

               Pero, además de éstos, existen otros muchos otros relatos y comentarios  sobre “cosas misteriosas” ocurridas en el mencionado lugar…

             Por ejemplo, lo que les sucedió a unos “profanadores de tumbas” (dos muchachos de algo más de veinte años de edad) , hace ya bastante tiempo…

              Todo indica que, algunos años atrás, esos “profanadores de tumbas” intentaron  robar un cráneo (una calavera), de uno de los cadáveres sepultados en el Cementerio de Palo Santo.

             Para cumplimentar esa macabra e irrespetuosa tarea, concurrieron casi a la medianoche… e ingresaron en el mencionado lugar…

              La luna prácticamente no alumbraba más… y algunos grillos cantaban entre la negra oscuridad de los espinosos matorrales que crecen en las afueras del camposanto…

              Y en el interior,… una lechuza, casi inmóvil, posada en la cruz de algún antiguo panteón, contemplaba el fúnebre paisaje, con aspecto pensativo y melancólico,… como si estuviera atormentada por tristísimos recuerdos…

              Y muy a lo lejos… se escuchaba el furioso ladrido de una jauría de esos perros semisalvajes que aún quedan en las  orillas de nuestros pueblos…

              Pero los muchachos no prestaron demasiada atención… ni a la lechuza,… ni a los grillos,… ni a esos perros semisalvajes del trópico…

             Avanzaron rápidamente por el sendero principal del “camposanto”… y, después de recorrer varia tumbas y panteones,… eligieron uno, aparentemente “al azahar”…

              Y allí, luego de destapar el cadáver,  arrancaron el cráneo,… (un cráneo que ya parecía tener varios años de antigüedad) y emprendieron el regreso para tratar de salir del Cementerio…

             Más, apenas habían caminado unos  quince o veinte pasos, comenzaron a escuchar un “espantoso silbido”, silbido que en cada segundo que transcurría se hacia cada vez más intenso, hasta que tornábase en algo verdaderamente enloquecedor…

             Los muchachos, asustadísimos, no sabían ya que hacer,… cuando de repente empezaron a aparecer  algo así como unas numerosas y borrosas imágenes muy altas (más altas que un hombre) y de coloración blanca, las cuales tenían un “lejano parecido” con seres humanos… Y el espantoso silbido parecía provenir de “esas sombras blancas”, que avanzaban hacia ellos, como si quisieran rodearlos.

              Ante esto, los “profanadores de tumbas”, totalmente aterrorizados, optaron por arrojar la calavera hacia cualquier lugar y huyeron corriendo de allí…

             Cuando los muchachos alcanzaron a llegar hasta la puerta de salida, las “imágenes blancas” parece que ya habían desaparecido, pero dicen que el silbido aún se continuaba escuchando, aunque su intensidad era cada vez mas baja…

             Los dos sujetos continuaron huyendo… y alguien, aparentemente, los vio después, casi en la parte central del Pueblo, donde aún todavía, a pesar de estar muy lejos, no dejaban de correr, “como enloquecidos”…

              Posteriormente, según se dice, nunca más quisieron volver al Cementerio…

             Después, con el paso del tiempo, el recuerdo y los comentarios sobre ésto se fueron “diluyendo” y… nadie sabe qué pasó con ellos… ni donde viven actualmente (si es que viven) aquellos “profanadores de tumbas”…

            ¿Qué eran… o quiénes eran  esas “borrosas imágenes blancas”, con “algún parecido a seres humanos”, que persiguieron a los “profanadores de tumbas”?...

             Nadie lo sabe… y probablemente nadie lo sabrá jamás…

 

 

Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote
smile
wink
laugh
grin
angry
sad
shocked
cool
tongue
kiss
cry
achicar | agrandar

busy