ESTATIZACIONES EN VENEZUELA, SOCIALISMO DEL SIGLO XXI EN AMÉRICA DEL SUR Imprimir
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

         

    

                 EL SOCIALISMO DEL SIGLO XXI EN NUESTRA AMÉRICA DEL SUR

     

      Recientemente y después de mas de seis meses de conflictos laborales que se intensificaron el los últimos tiempos, el Presidente Chávez anunció la decisión del Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela de estatizar varias empresas siderúrgicas en ese País.

            Entre las empresas que se nacionalizarán se encuentran  la Orinoco Iron y Venprecar, que forman parte de la compañía venezolana International  Briquettes Holding, que vende briquetas de hierro compactadas en caliente, y también tres compañías productoras de hierro, sobre las que tiene participación accionaria el grupo Techint, argentino (Tubos de Acero de Venezuela -Tavsa-, Materiales Siderúrgicos -Matesi- y Complejo Siderúrgico de Guayana -Comsigua-), todas pertenecientes a Techint, siendo de destacar que sobre las primeras dos firmas, el Grupo Techint tiene mayoría accionaria, mientras que en la tercera dispone de una participación minoritaria.

             El objetivo de esta medida sería desarrollar este sector estratégico y  clave de la economía, mediante la creación de un gran complejo industrial estatal, como parte del desarrollo de un modelo industrial socialista.

             El gobierno venezolano, tiempo atrás,  ya había nacionalizado Sidor, la mayor acería de la región  andina y del Caribe, que también pertenecía al conglomerado Techint, propiedad de Paolo Rocca.

             Pero la política venezolana de nacionalizaciones comprende también a otras industrias y actividades estratégicas, como las petroleras, telecomunicaciones, electricidad, la industria del cemento y la siderúrgica,  e igualmente el sector bancario.

 

LA EXPERIENCIA VENEZOLANA Y SU INFLUENCIA EN  EL RESTO DE AMÉRICA

 

             Con respecto a lo anterior, habría que recordar que cualquier país del Mundo tiene el derecho soberano a decidir su propio modelo económico y las medidas que considere correctas a tal fin,... Y la nacionalización de tales empresas resulta algo lógico dentro de este proyecto  llamado "Socialismo del Siglo XXI" de la "Revolución Bolivariana", que evidentemente busca poner en manos del Estado las dirección y/o el control de los sectores claves y estratégicos de la economía y de la producción, lo cual, por otra parte, constituye algo útil y hasta necesario,  si se quiere crear un "Estado Fuerte" capaz de efectuar profundas transformaciones para que esa economía esté al servicio del Pueblo y de la Soberanía Nacional.

            Habría que recordar asimismo que, según lo manifestado por el propio Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, la constitución venezolana prohíbe las confiscaciones; y los propietarios de las empresas nacionalizadas recibirán una adecuada compensación económica...

            Por todo lo precedente parece un tanto injustificada la notable alarma que estas medidas, adoptadas por una Nación soberana como Venezuela, han provocado en algunas corporaciones empresarias de la Argentina, como así también en los dirigentes de todo el espectro de la "derecha política argentina" y en otros que, sin ser "de derecha" en forma confesa, nunca pudieron disimular sus simpatías por el liberalismo económico y por los centros de poder mundial desde los cuales se nos pretendió siempre imponer ese liberalismo económico (un liberalismo económico, valdría la pena recordarlo, que tantas amargas experiencias y dolorosos y trágicos recuerdos nos ha dejado a los argentinos).

             Pero,... ¿porqué esta reacción tan aparentemente desmesurada de muchos "dirigentes políticos y empresarios argentinos", frente a las nacionalizaciones de los sectores estratégicos de la economía por parte del Gobierno de Hugo Chávez... y porqué las críticas y la indisimulada "presión" sobre el Gobierno Nacional Argentino para que intervenga en los asuntos internos de otro País, como es el caso de las nacionalizaciones venezolanas, entre las que se encuentra el Grupo  Techint, de Paolo Rocca?...

 

 

LA ABSTRACTA REIVINDICACIÓN DE UN LIBERALISMO FRACASADO

 

            O será mas bien que estos grupos corporativos y sus aliados políticos aprovecharon las estatizaciones, dispuestas por el presidente de Venezuela, para formular una reivindicación un tanto abstracta de la iniciativa privada y de un liberalismo fracasado que tanto añoran, pero que no se atreven a reivindicar localmente aquí por el descrédito que suscribir este tipo de reivindicación pública les ocasionaría?...

            Y cuando, al referirse a las nacionalizaciones dispuestas por otra nación soberana e independiente del mundo (cuyo pueblo y gobierno tienen el derecho a elegir por sí mismos su propio camino al desarrollo), Elisa Carrió, de la  Coalición Cívica, promete que el Acuerdo Cívico y Social "resistirá una política de avasallamiento de la propiedad privada", ¿que quiere realmente decir con tales afirmaciones?...

            Y cuando el candidato a diputado Raúl Alfonsín (hijo) sostiene que "sin ninguna duda el Gobierno debe actuar frente a la nacionalización de empresas argentinas por parte del presidente venezolano, Hugo Chávez", ¿que es lo que realmente quiere decir?...

           Y cuando algunas corporaciones empresarias argentinas, además de expresar su  rechazo hacia lo que se hace a muchos miles de kilómetros de aquí, le exigen a la Presidente de la Nación que "intervenga para revertir esta situación", frente a la nacionalización en Venezuela de las empresas del  conglomerado Techint (que pasarían a formar parte del futuro complejo industrial estatal venezolano),...

           ¿Que quieren realmente decir los empresarios y que pretenden realmente que haga la Presidenta, si todos sabemos que estas disposiciones constituyen un acto gubernamental de otro País, en ejercicio de sus derechos y facultades como nación soberana y que ningún gobierno del Mundo puede intervenir en los asuntos internos de Venezuela?

           Y si todos sabemos que la única gestión al respecto que podría efectuar la Argentina sería la tendiente a lograr una justa compensación hacia las empresas con capitales argentinos que sean nacionalizadas... y, a partir de allí, todo lo demás es competencia exclusiva del pueblo y gobierno venezolanos?

 

CORPORACIONES EMPRESARIAS, LA "DERECHA POLÍTICA ARGENTINA" Y OTROS QUE, SIN AUTORRECONOCERSE COMO "DE DERECHA", NO PUEDEN DISIMULAR SU...

 

           O...  ¿ será talvez que la verdadera preocupación de algunos empresarios argentinos y de la "derecha política argentina" y de algunos políticos que, sin autorreconocerse como "de derecha", nunca pudieron disimular totalmente sus simpatías por el liberalismo económico...

          ¿O será talvez que la verdadera preocupación de estos sectores no es tanto "lo que ocurre en Venezuela" y lo que suceda con las inversiones del Grupo Technit en ese País, sino la posibilidad de que el ejemplo y la experiencia de lo que se está haciendo actualmente en Venezuela pueda extenderse hacia otras latitudes de nuestro continente, incluyendo a la Argentina?...

          ¿O será que, mucho más que condenar las nacionalizaciones que se efectúan en Venezuela, están condenando "in abstracto" (o previniendo) políticas futuras que alguna vez puedan desarrollarse en otros países de América, incluyendo la Argentina,  tendientes  a recuperar para el Estado y para el Pueblo empresas que en otros tiempos fueron "privatizadas"  y a crear un "Estado Fuerte" que tenga bajo su control todos los recursos estratégicos de la economía y los ponga al servicio del interés nacional y  del bienestar general?

          De todos modos, si tenemos en cuenta que para muchas empresas lo importante es "ganar lo mas posible", existe, sin duda, alguna lógica en las actitudes y declaraciones de algunas corporaciones empresarias argentinas opositoras el proyecto económico venezolano y también en cierto temor, por parte de las mismas, de que la experiencia bolivariana pueda extenderse a otras naciones americanas...

         Pero las que resultan mucho mas incomprensibles son las declaraciones del Secretario General de la Confederación General del Trabajo, Hugo Moyano, quién, refiriéndose a las nacionalizaciones dispuestas en Venezuela, habría dicho textualmente, según Radio Mitre: "No comparto el hecho de estatizar empresas privadas porque no es la política que en su momento nos enseñó (Juan Domingo) Perón", con lo cual Moyano pareció olvidar mas de sesenta años de historia peronista...

          Y tales expresiones nos parecen todavía mas extrañas si tenemos en cuenta que las medidas tomadas por el Presidente Chávez tuvieron el total apoyo de los trabajadores de las propias empresas estatizadas y hasta habían sido solicitadas por los trabajadores de las mismas...

 

 

 

LAS EXTRAÑAS DECLARACIONES DE HUGO MOYANO

 

          ¿No hubiera sido mas lógico que el Secretario Gral. de la C.G.T. argentina hubiera sido solidario con los trabajadores venezolanos que reclamaron y apoyaron la medida?

          Además,... ¿a qué Perón se refiere Hugo Moyano cuando dice que  "No comparto el hecho de estatizar empresas privadas porque no es la política que en su momento nos enseñó (Juan Domingo) Perón"?

          No se caracterizaron acaso los dos primeros gobiernos de Perón por un "Estado Fuerte" en que los ferrocarriles, la flota mercante, el comercio exterior, los bancos, la minería, el petróleo, las comunicaciones, muchas industrias (entre estas la aeronáutica, fabricaciones militares, etc.) y varios otros sectores importantes y estratégicos de la economía, la producción y los servicios estaban en manos del Estado?...

          Y, para lograr la consolidación de este "Estado Fuerte", no tuvo acaso que realizar Perón numerosas estatizaciones, transfiriendo a la Nación lo que antes estaba en manos privadas y/o extranjeras?...

           Y... ¿no fue acaso una de las principales causas del derrocamiento de Perón, en el año 1.955, la codicia de grupos empresarios, fundamentalmente extranjeros, que querían apoderarse de esos sectores estratégicos de la economía y con ese objetivo y con "un gobierno de facto" hasta reformaron la Constitución Nacional a fin de posibilitar tal apropiación?

          Y... ¿no decía acaso Perón que "La economía libre no existe. La economía siempre es dirigida; o la dirigen los grandes capitales en su propio beneficio, o la dirige el Estado en beneficio de todos"?...

          ¿No hay acaso un notable parecido (salvando, por supuesto, las distancias en el tiempo, en el contexto mundial  y en la geografía),... ¿No hay acaso un notable parecido entre lo que está haciendo actualmente la República Bolivariana de Venezuela gobernada por Chávez y lo que hizo o intentó hacer Perón en la Argentina de la década del Cincuenta?

PALO SANTO, mayo de 2.009.-

         

                       

                                    Ramón M. Godoy

Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote
smile
wink
laugh
grin
angry
sad
shocked
cool
tongue
kiss
cry
achicar | agrandar

busy