Menú Principal

Donaciones

Para donar a la Asociación debe comunicarse al teléfono:
+54 (03717) 494100
Palo Santo - Formosa

Usuarios en línea

Tenemos 44 invitados conectado

Noticias

S. O. S. MAS FUEGO Y MUERTE EN LOS PASTIZALES Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

 

 

¿Se legalizarán los incendios y quemazones?

 

  

               

              Durante muchos años y décadas, principalmente en épocas de invierno y primavera, los argentinos hemos visto como extensas áreas de nuestro País eran y son arrasadas por el fuego y las llamaradas de los incendios y quemazones, originadas en la acción del hombre, acompañadas de la destrucción de una enorme masa vegetal y de la muerte de muchos millones de animales silvestres que son incinerados vivos entre las llamas... Y hasta a veces suele haber víctimas humanas...

 

 

              Aún se encuentra fresco en nuestra memoria el recuerdo de los enormes incendios que quemaron amplias extensiones de monte en la Provincia de Córdoba (es más, prácticamente todos los años pueden observarse, sobre todo de noche, las enormes llamaradas que avanzan sin control alguno destruyendo todo tipo de vegetación y fauna, sobre todo en el oeste montañoso de dicha Provincia)... y de las denuncias del biólogo Dr. Raúl Montenegro sobre este tema...

            También en Formosa, Chaco y otras Provincias del Norte Argentino, a fines del invierno y en épocas de sequía, el fuego avanza incontrolablemente a través de grandes extensiones matando y destruyendo todo lo que encuentra a su paso...

              Y en casi todo el resto del País (Argentina), en mayor o menor medida sucede algo parecido...

              También recientemente, muchas decenas de miles de hectáreas en las islas del Delta del Paraná ardían sin control alguno, mientras el humo generado por esas quemazones invadía y nublaba el cielo hasta en la misma Ciudad de Buenos Aires...

 

 

LOS ÚLTIMOS INCENDIOS DEL DELTA

 

 

 

 

              

             En todos las situaciones señaladas anteriormente, además de la destrucción total de la vegetación, el daño a la fauna que habita estos lugares es enorme.

              En este último caso, el del Delta del Paraná, mas de 70 mil hectáreas ardiendo, con casi 300 focos de incendio, fue la estimación por parte de la Secretaría de Ambiente de la Nación...

               Técnicos de la cartera ambiental nacional determinaron que la configuración del impacto y la gravedad de sus consecuencias guardarán relación franca con efectos tales como:

  • Mortandad de individuos vegetales
  • Liberación de una parte de los nutrientes atrapados en la biomasa vegetal, en la forma de cenizas
  • Pérdida de una parte de los nutrientes por volatilización o lavado
  • Empobrecimiento del ecosistema y las alteraciones en la composición específica de la vegetación, eliminando especies y favoreciendo la proliferación de aquellas que tienen mecanismos de resistencia al fuego, particularmente las que poseen capacidad de rebrote o que germinan después del fuego, que se ven favorecidas a corto plazo o por la desaparición de competidoras
  • Mortandad de individuos de la fauna, tanto por la acción del fuego, como por la desaparición de recursos alimentarios o alteraciones en las cadenas tróficas
  • Graves impactos sobre la microfauna del suelo, fundamental para el ciclo de nutrientes, con largos períodos de tiempo de recuperación
  • Procesos erosivos por cambios en la textura del suelo por efecto de la temperatura y la inevitable pérdida de la cubierta vegetal y en muchos casos del horizonte orgánico, que dejan el suelo expuesto a los efectos del viento o del agua, llegando en muchos casos a situaciones irreversibles
  • Impactos sobre la calidad de las aguas, debido al depósito de cenizas sobre ellas y por los aportes provenientes de la erosión de los suelos
  • Impactos sobre la calidad del aire, que pueden incluir aportes variables de CO2 de NOx y metano a la atmósfera, que son gases de efecto invernadero

 

 

     

 

 

                      UNA DE LAS ECORREGIONES MAS RICAS DE LA ARGENTINA...

 

 

              El Delta del Paraná constituye una de las ecorregiones  más ricas de la Argentina. Se trata de un conjunto de montes, selvas ribereñas, pajonales y lagunas que se ubican dentro de una compleja red de ríos, riachos y arroyos. Las condiciones muy especiales de su clima permiten la aparición de especies y formaciones subtropicales que bajan por los ríos Paraná y Uruguay. Por esa razón, constituye asimismo también una de las principales fuentes de sedimentos que originan a su vez un continuo crecimiento del Delta. Es uno de los pocos grandes refugios silvestres que todavía quedan en la Argentina.

              Y por constituir una combinación de ecosistemas acuáticos, bosques y pastizales, representa un enclave de alta diversidad. (Mas de 643 especies vegetales, de las que 77 son  exclusivas del Delta. Y unas 430 especies  animales, de las cuales 36 resultan exclusivas, algunas de especial importancia por encontrarse altamente amenazadas,  como el ciervo de los pantanos, por ejemplo, que es una de las especies de mayor vulnerabilidad, toda vez que se encuentra amenazada a nivel mundial.

              En lo que respecta a estos incendios del Delta, indudablemente esta catástrofe es o muestra la otra cara de la expansión de los cultivos de soja, que desplazan a la ganadería, a zonas marginales, provocando pérdida de valiosos ecosistemas.  Porque el avance de la soja ha desplazado pasturas, y la zona de islas del Delta del Paraná se ha convertido en una región ganadera.

 

 

 

      

 

 

 

       CONSERVAR ESTOS HUMEDALES DEL DELTA, ALGO DE FUNDAMENTAL IMPORTANCIA...

 

 

             Además, en el caso de Entre Ríos, "el mismo gobierno contribuyó a la modificación del uso de los humedales del Delta, a través de la promoción del Régimen de Arrendamientos de Islas Fiscales”, como bien lo dice Diego Rodríguez, especializado en derecho ambiental de M´Bigua.

           El principal cuestionamiento de las organizaciones ambientalistas de la zona es que esta Ley se sancionó sin realizar un estudio con respecto a sus posibles impactos, y de esta manera se perdió una gran oportunidad tomar medidas que apuntaran a la conservación de dichos humedales.

               La ley provincial 9.603, sancionada en diciembre de 2004, somete a un Régimen de Arrendamientos a todas las islas fiscales de la provincia de Entre Ríos. En su cuarto artículo, la norma establece que los predios arrendados deberán destinarse al desarrollo de actividades ganaderas, apícolas y/o a aquellas vinculadas a proyectos de inversión para la prestación de servicios turísticos, quedando prohibido el uso para la explotación agrícola intensiva que requiera la aplicación de agroquímicos o plaguicidas.

 

 

APLICAR LA NUEVA LEY DE BOSQUES...

 

 

               Hoy, en el Departamento Victoria (Entre Ríos) hay arrendadas cerca de 111.000 hectáreas a 108 arrendatarios. Y el hecho de haber permitido y  permitir un uso de tierras en zona de islas sin el debido control, puede causar consecuencias irremediables mucho tiempo después y en aún en otras zonas ajenas a la involucrada en la decisión.

               Indudablemente resulta necesario, en el caso de las islas del Delta, Reformular el proceso de arrendamiento de las islas públicas iniciado por la provincia de Entre Ríos, Recategorizar como provincial a la zona de humedales actualmente declarada como área natural protegida por ordenanza de la municipalidad de Victoria, y  Aplicar los criterios de sustentabilidad ambiental que establece la Ley de Presupuestos Mínimos de Protección de Bosques Nativos, que destaca la importancia de la conservación de los ecosistemas naturales en sitios de humedales.

 

 

 

 

 

EN DICIEMBRE/2.007 SE APROBÓ LA LEY DE BOSQUES, PERO AHORA UNA NUEVA LEY AUTORIZARÍA Y LEGALIZARÍA LAS "QUEMAS"

 

                     Mas lo del Delta no es ni remotamente un caso único, aunque tuvo mucha mas repercusión porque en esta circunstancia el humo llegó a la Ciudad de Buenos Aires.

              Por el contrario, todos los años las llamaradas de los incendios, originadas en la acción humana y  alimentadas por el viento y la vegetación reseca, se extienden en diversas partes del País sobre superficies cuya sumatoria es muchísimo mayor a la de dicho humedal, terminando con la vida de muchos millones de seres que habitan nuestros bosques, selvas, montes y pastizales, pero, como ello ocurre lejos de las grandes ciudades, la repercusión periodística es mucho menor...

              Y es imprescindible terminar, o, al menos, limitar al máximo estas terribles quemazones y los daños producidos por las mismas...

                      La Argentina parece, o parecía avanzar en ese sentido.

              Una nueva Ley Nacional, la 26.331 (la nueva Ley Nacional de Bosques), fue aprobada en Diciembre del 2.007, gracias a la lucha de Geenpeace y otros Movimientos Ambientalistas (previamente se habían reunido mas de un millón de firmas solicitando su aprobación)... Y esta Ley representó un avance muy significativo para ir modificando un modelo económico basado en la irracionalidad y la codicia que, como bien lo dice, desde Buenos Aires,  Antonio Brailovsky, transformó una parte muy considerable de nuestros bosques en humo y soja... Y un importante movimiento social acompañó la consigna de salvar esos bosques amenazados...

 

 

 

                

 

 

 

CON UN SIMPLE TRÁMITE BUROCRÁTICO QUEMARÁN...

 

 

               Pero hoy, en mayo/2.008, otra Ley muy distinta ya está en camino. En efecto, se encuentra a estudio del Senado de la Nación un proyecto de Ley para autorizar las quemas como herramienta de manejo agrario, tanto de pastizales como de bosques. La estrategia es transformar la autorización para destruir la vegetación natural en un simple trámite burocrático, salteándose todos los requisitos de control ambiental que establece la Ley de Bosques. Bastará con llenar una planilla y hacerla sellar por una autoridad complaciente, que diga que eso no es un bosque nativo, para poder arrasar casi cualquier cosa.

                  Previsiblemente todo se haría sin estudios ni evaluaciones de impacto ambiental, sin ordenamiento territorial y sin audiencias públicas, de modo de poder quemar rápidamente lo que quieran quemar. Cuando lleguen los peritajes, sólo encontrarán cenizas.

               La Asociación PUMHA, desde estas tierras del norte argentino, expresa su mas profunda preocupación por este Proyecto de Ley existente en el H. Senado de la Nación (y que ya tendría la aprobación de la Comisión de Ambiente y Desarrollo Sustentable) tendiente a legalizar las quemazones mediante un simple trámite burocrático y que representaría mucha muerte y destrucción para nuestra flora y fauna autóctona y un notable retroceso  legislativo en lo que se refiere a la protección de nuestros bosques y otros ecosistemas argentinos.

PALO SANTO, 27 de Mayo/2008.

                                                      Ramón M. Godoy

Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote
smile
wink
laugh
grin
angry
sad
shocked
cool
tongue
kiss
cry
achicar | agrandar

busy
 

Encuesta

¿Cómo Contribuyes Tú en el Cuidado del Medio Ambiente?