Menú Principal

Donaciones

Para donar a la Asociación debe comunicarse al teléfono:
+54 (03717) 494100
Palo Santo - Formosa

Usuarios en línea

Tenemos 86 invitados conectado

Noticias

MISERABLES, CRIMINALES, ASESINOS! Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
        
                                                
      

 

          
         Eran algo así como las nueve de la mañana, del día 9 de marzo. En la tarde y la noche anterior había caído una ligera lluvia... El suelo todavía estaba un tanto barroso y un calor pesado y húmedo parecía envolverlo todo cuando el sol se asomaba entre las nubes... El verde ramaje de los árboles estaba poblado por una infinita cantidad de pájaros y unos ocho o diez monos carayá gritaban a lo lejos...


 

Fue mas o menos a esa hora (las nueve de la mañana) cuando llegué a la simbra de aquel campito nuestro, repleto de montes, que se encuentra unos seis kilómetros al sur de Palo Santo, no muy lejos del riacho "Saladillo"...

Y al acercarme a ese lugar (a la simbra) me encontré con ese extraño, doloroso y vergonzoso espectáculo, obra de seres cuya alma (si la tienen) no debe poseer ni el mas remoto parecido con lo que muchos suelen imaginar que es el alma de un "ser humano"...

Alguien, cuyo espíritu debe tener bastante parentesco con los habitantes del infierno, había dejado allí dos perras tamaño mediano, o mas bien grandes, casi adultas, una marrón y otra negra, atadas con alambre duro y grueso (de ese que suele utilizarse para los "cercos" y que comunmente llaman aquí "alambre san martín"). El durísimo alambre casi las axfixiaba y había sido atado y ajustado (supuestamente con "tenazas") al cuello de cada uno de los animales. Y estos collares de alambre, sin dejar prácticamente ninguna distancia que los separe, estaban atados a su vez al alambre de la simbra, o sea que las perras no tenían posibilidad de movimiento alguno.

 

ALGO PARECIDO,... UNA NOCHE,... HACE VARIOS AÑOS



Por el estado en que se encontraban los animales, daba la impresión de que llevaban muchas horas en esa posición (probablemente desde la tarde o la noche anterior)

Demoré un largo tiempo para poder desatarlas y en un primer momento las perras, con una enorme agresividad, me impedían acercarme para liberarlas de los alambres. Recibí al principio algunas mordeduras, pero después, cuando comprendieron que mi intención era ayudarlas, se tranquilizaron y me dejaron trabajar...

Finalmente logré quitarles las incómodas ataduras y les llevé a un "corral" rodeado de alambre tejido, les di agua y comida y quedaron allí... Hasta hoy, 16 de marzo, están bien.

Pero,... ¿quién o quienes serán el o los criminales que abandonaron a esos animales atados de esa manera?
Pero, además, este no es el único caso de conductas así...

Por ejemplo, hace unos seis años atrás, a menos de cien metros del lugar donde está la simbra, cerca de la medianoche y cuando estaba a punto de llegar una furiosa tormenta tropical, quien escribe estas líneas escuchó ladridos y gemidos (aparentemente de perro) que provenían de unos espesísimos matorrales espinosos, mas allá del costado oriental de la ruta 23. La primera oportunidad en que intenté acercarme, rodeado de la mas absoluta oscuridad, no lo pude hacer por la cantidad de ramas espinosas, casi entrelazadas entre sí, que me impedían el paso...


Tuve que regresar con un machete para poder insistir. Y así conseguí llegar y pude ver al animal (una perra adulta, color gris, tamaño relativamente grande), que había sido atada de las patas, el cuello y las manos, también con alambre duro y grueso, al tronco de un árbol. Se hallaba totalmente inmovilizada, gimiendo y aullando de susto y dolor.

 

¿Y NO SON TAN MISERABLES, DESALMADOS Y CRIMINALES TAMBIÉN LOS RESPONSABLES POR OMISIÓN?



Fue necesario regresar y volver de nuevo con una "tenaza" para poder liberarla.

A los pocos minutos de esto, llovió torrencialmente. Si el animal todavía hubiese estado entonces maniatado, probablemente hubiera muerto al poco rato, mojado, acalambrado, totalmente indefenso (y quizás ahogado, porque el sitio era bastante bajo)...

Mas,... lo cierto es que conseguimos salvar su vida... y hoy aún está con nosotros: por lo menos tiene comida y un techo...
Pero, reitero, hay muchos casos parecidos...

Sin contar otros muchos miles mas, que, talvez, no se ven con un sadismo tan manifiesto, pero que son casi igualmente crueles. Me refiero a los miles y miles de perros que nacen y son abandonados a los pocos días o meses después de nacer, el noventa y ocho por ciento de los cuales terminan muriendo en medio del abandono, la soledad y terribles sufrimientos...

Y... ¿No son tan miserables, desalmados y criminales como los autores físicos directos de esta barbarie, los que, por omisión, tienen una gran culpa de que suceda lo anterior?... Me refiero a la indiferencia total de nuestros gobernantes locales, que jamás se han preocupado por la problemática del abandono de mascotas... y jamás se han preocupado por realizar alguna tarea educativa y de concientización al respecto...

Pero, fundamentalmente, (a pesar de que disponen de un medico veterinario y todo lo demás) jamás han intentado siquiera elaborar un plan de castración de mascotas para que no nazcan todos los años en Palo Santo una cantidad que debe oscilar entre seis mil y doce mil perros que después mueren abandonados...
PALO SANTO, marzo de 2.009.

Ramón M. Godoy

Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote
smile
wink
laugh
grin
angry
sad
shocked
cool
tongue
kiss
cry
achicar | agrandar

busy
 

Encuesta

¿Cómo Contribuyes Tú en el Cuidado del Medio Ambiente?