Menú Principal

Donaciones

Para donar a la Asociación debe comunicarse al teléfono:
+54 (03717) 494100
Palo Santo - Formosa

Usuarios en línea

Tenemos 37 invitados conectado

Noticias

LA SONRISA DE ALFREDO DE ANGELI Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

 

 

ME RECORDO A TANTOS NIÑOS QUE NUNCA PODRAN SONREIR PORQUE MURIERON ENVENENADOS POR LOS AGROQUIMICOS DE LA SOJA

                       

      El día jueves 4 de junio y en el marco de la campaña proselitista del llamado Acuerdo Cívico y Social, que integran entre otros la UCR, el ARI y el MID, visitó nuestra localidad de Palo Santo el dirigente "ruralista" Alfredo de Angeli, uno de los mas notables voceros de lo que los sociólogos y economistas llaman comúnmente "EL COMPLEJO SOJERO ARGENTINO", esa enorme estructura productora de soja que ha llegado a adquirir un poder económico y político tal que constituye algo así como otro "estado dentro del Estado"...

 

      De Angeli estuvo poco tiempo en Palo Santo, algo mas de una hora, oportunidad en que encabezó una "caravana" de veinte automóviles aproximadamente (y unas pocas motos), que recorrió diversas calles del pueblo, deteniéndose brevemente en algunas esquinas...

      Precisamente fue en una de tales esquinas, en que yo cruzaba con mi motocicleta "Honda" por una calle perpendicular a la recorrida por la "caravana";... fue precisamente en esa circunstancia y en esa esquina en que pude observarlo, aunque un tanto "de lejos", al polémico "ruralista". Se lo veía sonriente o, mejor dicho, "repartiendo sonrisas", en un vehículo descapotado, casi con el aspecto de los "viejos políticos tradicionales" en época de elecciones... Lo acompañaba Ricardo Buryaile (de la U.C.R.), el primer candidato a diputado nacional por Formosa, por el llamado "Acuerdo Cívico y Social" para los comicios del 28 de junio/2.009.

      La mañana era casi fría, una mañana de pájaros tristes y hojas amarillentas arrastradas por la brisa del otoño, pero De Angeli continuaba sonriendo. Y el rostro un tanto "serio" de sus acompañantes parecía contrastar con la casi permanente sonrisa del representante de los intereses sojeros en la Argentina...

      Una señora que se encontraba un poco mas lejos mirando la escena, comentó, casi con pena, indiferencia o resignación: "¡cosas de la política!..."

 

 

 ¿ES BUENO PORQUE TIENE UNA LINDA SONRISA?

 

 

      Luego, y junto a mi motocicleta, pasó otra señora (familiar directa de un funcionario del actual gobierno municipal de Palo Santo) que parecía haber sido parte de la "micromanifestación", quien me dijo que "había venido a verlo a De Angeli, porque es un hombre bueno"...

      "Y... ¿por qué cree usted que es un hombre bueno?" le pregunté. A lo que me respondió: "Tiene que ser un hombre bueno porque tiene una linda sonrisa"...

      La mujer parecía ignorar totalmente que en estos tiempos modernos y globalizados, política, maquillaje y cosmetología son áreas que se encuentran íntimamente relacionadas entre sí... y un buen "cosmetólogo" o "maquillador", o lo que sea, le fabrica una linda sonrisa... a cualquiera... En fin,... por la respuesta, me pareció que la señora era un poco "pobre" intelectualmente, a la que bien se le podría aplicar aquella frase que dicen que alguna vez dijo Sarmiento: "Hay que educar al soberano"...

      A mí, en cambio, la sonrisa de De Angeli me recordó a tantos chicos que nunca podrán sonreír porque murieron envenenados por los agroquímicos de la soja (transgénica),...

      Y la sonrisa de De Angeli me recordó también a tantos otros niños que tampoco podrán volver a sonreír porque sus padres y sus humildes familias fueron desalojados de sus campos "a topadora limpia" y hasta sus casas y ranchos fueron destruidos para que esas tierras les fueran entregadas a los grandes productores sojeros y pasaran a formar parte del "complejo sojero argentino"...

      E igualmente la sonrisa de De Angeli me recordó a otros tantos niños mas que tampoco podrán sonreír, porque les resultará mucho mas difícil alimentarse en el futuro, porque gran parte de las tierras, que en la Argentina producían alimentos para consumo interno, dejaron de hacerlo y fueron dedicadas a producir soja para exportación, para los europeos, o para que los chinos alimenten sus cerdos, o, fundamentalmente, para que Monsanto pueda llevar mas divisas a Estados Unidos...

 

 

 

 

TIERRAS ENVENENADAS, AGUAS ENVENENADAS, NIÑOS ENVENENADOS, DESMONTES, BOSQUES ARDIENDO,...

 

      Y la sonrisa de De Angeli me recordó a muchas decenas de miles (o centenares de miles) de hectáreas de bosques casi vírgenes destruidos por las topadoras para que el "Complejo Sojero Argentino" y los a veces siniestros personajes que manejan los "pool de siembra" puedan ganar mucho mas dinero... Y fundamentalmente para que Monsanto (una empresa que antes se dedicaba a fabricar armas químicas y biológicas y ahora se dedica a los "trangénicos") pueda ganar mas dinero...

      Y la sonrisa de De Angeli me recordó a las tierras envenenadas... y a las aguas envenenadas... y a los ríos envenenados... y al aire envenenado... y a las abejas envenenadas... y a los animales salvajes envenenados... y a los peces envenenados... y a los niños envenenados por los malditos capitales de la soja...

      Y me recordó a los muchos miles de miles de millones de seres que mueren, o que huyen de la muerte, entre el apocalíptico paisaje que dejan los desmontes...

      Y me recordó a los bebé humanos que nacerán con malformaciones o patologías diversas por los agroquímicos que fabrica Monsanto y que aquí representan el "complejo sojero argentino" y los De Angeli y varios más como De Angeli...

      Y la sonrisa de De Angeli me recordó a aquel conocido investigador del CONICET y de la Universidad de La Plata que denunció la alta peligrosidad de tales agroquímicos... y a quien primero lo quisieron comprar para que no hiciera conocer el resultado de sus investigaciones y después, directamente, hasta lo amenazaron de muerte, para silenciarlo, por supuesto...

      Y la sonrisa de De Angeli me recordó a aquella hembra de oso hormiguero, en medio del monte, que, con su cuerpo y con sus garras extendidas, intentaba vanamente detener a las topadoras para que no aplastarán a su cría,...

      Y la sonrisa de De Angeli me recordó a los muchos miles de trabajadores de la industria de la madera que perderán su fuente de trabajo porque los bosques que podrían producir sosteniblemente la materia prima para tal industria van siendo reemplazados por los cultivos de soja...

 

 

UN FACTOR DE DESESTABILIZACIÓN PARA EL PROPIO GOBIERNO

 

 

      Y la sonrisa de De Angeli me recordó a determinados dirigentes industriales de la madera, que, por arcaicas y supuestas "lealtades partidarias" de la vieja "política criolla", no vacilan en acompañar políticamente a quienes arrasan los bosques, que constituyen la fuente de materia prima para su actividad industrial...

      Y los tontos o los "vivos" que le fueron a dar la bienvenida a De Angeli me recordaron a muchos gobiernos y políticos locales que, en vez de promover la cultura y la información popular, trataron de cultivar la mayor ignorancia y desinformación posibles, "para poder manejar mejor a la gente" según dicen ellos... Y talvez esta "incultura y desinformación" tenga mucho que ver con la vigencia protagónica que aun conservan figuras como De Angeli y los "políticos" a los que él apoya en el presente...

      Y la sonrisa de De Angeli me recordó a los “suelos frágiles” de nuestra zona, destruidos por la soja... y me recordó a los cócteles de plaguicidas y venenos,... y al endosulfan y al glifosato y al AMPA y al sulfato de endosulfán... y a las sequías y al cambio de clima provocado por la muerte de las selvas y bosques...

      Y me recordó a las cuencas hídricas donde se fabrica el agua que son criminal e irracionalmente invadidas por cultivos...

      Y me recordó a los indios Wichi, de Salta, que tuvieron que llegar hasta la Suprema Corte de Justicia de la Nación a fin intentar detener a las topadoras que derribaban sus selvas, para transformarlas en una inmensa chacra sojera...

      y a la hipocresía de algunos cristianos que, porque reciben unos pesos, bendicen el veneno sojero,... y bendicen la "patria sojera",... como si fuera posible conciliar a Cristo con los niños envenenados... y con la Creación destruida...

      y a la hipocresía de algunos "izquierdistas" o "progresistas" que después aparecen en las "listas de candidatos" apoyados por el complejo sojero, como si fuera posible juntar al Che Guevara con Monsanto y las topadoras...

      Y la sonrisa de De Angeli me recordó al Gobierno Nacional que (ignorando aquel proverbio del Rey Salomón: "cría cuervos y te sacarán los ojos"), sin duda, posibilitó y permitió el casi explosivo crecimiento económico y territorial del complejo sojero, a tal punto que dicho complejo a llegado a ser hasta un factor de desestabilización para el propio gobierno nacional...

      Y me hizo recordar al Vicepresidente Cobos... y, al recordar a Cobos, no se porqué también lo recordé a aquel personaje bíblico llamado Judas Iscariote... Y recordé la facilidad con que actualmente se claudica... y la facilidad con que son arriadas lealtades y banderas, si es que puede creerse que alguna vez estas lealtades y banderas estuvieron en lo alto...

 

 

 

 

ENVENENAN NIÑOS, MADRES Y FAMILIAS ENTERAS EN...

 

 

      Y me hizo recordar al Senador Urquía, de Aceitera General Deheza, que llegó al Senado de la Nación en las "listas del oficialismo", para después "cortarse solo" (o, mejor dicho, para cortarse con los sojeros) y cuyas topadoras (o topadoras contratadas por "la Aceitera") ahora destruyen montes, bosques y selvas no muy lejos de aquí...

      Y me hizo recordar a nuestro Intendente y a nuestro cuatro Consejales (de Palo Santo) que no parecen preocuparse en lo mas mínimo por todo esto, quizás por que no les interesa, o por ignorancia, o porque son......, perdón, o porque tienen miedo de hablar, o por las tres cosas al mismo tiempo...

      Y me hizo recordar a esta nueva oligarquía argentina (o, mejor dicho, a la vieja oligarquía transformada) que hoy se llama "oligarquía sojera"...

      Además, desde alguno de los vehículos de la caravana, se arrojaban "volantes" que hacían alusión a un proyecto de un subsidio de $200.- por hijo para todas las madres del país... Pero entre los "partidos políticos" supuestamente firmantes del mismo (del proyecto de subsidio), hubo algunos, como la U.C.R., que durante las últimas décadas, en dos oportunidades gobernaron la Argentina y que, en los últimos años de sus dos mandatos, tuvieron una inflación descontrolada, un caos absoluto, mucha hambre en el País e índices de desocupación realmente exorbitantes... Y, a pesar de todo esto, cuando fueron gobierno, jamás se les ocurrió implementar un subsidio de estas características... Y, con estos antecedentes, ¿quién puede creer ahora que lo quieran hacer?...

 

 

Y... ¿PORQUÉ NO LO HICIERON CUANDO ERAN GOBIERNO?

 

 

      Y entre estos "partidos políticos", que ahora dicen que impulsan un subsidio para todas las madres, está también el ARI, dirigido por Elisa Carrió y uno de cuyos principales referentes es el "economista" Prat Gay, quien hasta hace poco sostenía la vieja fórmula liberal según la cual en nuestro País era necesario "reducir el consumo" como única forma de detener una "supuesta escalada inflacionaria"... Y, ¿como van a conciliar esta "reducción del consumo" con un subsidio masivo que sería precisamente para facilitar un "consumo mínimo" a quienes lo reciban?... Y... ¿quién les va a creer que se preocupan por los chicos y sus madres aquellos que, precisamente están apoyados por el "complejo sojero argentino" cuyos agroquímicos envenenan niños, madres y familias enteras en la Argentina?...

      Y viendo tanta hipocresía, tanta mentira y tanto oportunismo político lindante con lo inmoral,... y contemplando la sonrisa de De Angeli, que me recordaba a los niños que nunca podrán sonreír porque fueron envenenados por los agroquímicos de la soja... y que me recordaba también a los campesinos expulsados de sus tierras... y a los bosques y selvas destruidas... y a los animales silvestres muertos... Y a las selvas de los Wichi derribadas por las topadoras... y a las tierras y las aguas igualmente envenenadas,... la verdad es que yo me sentí triste,... y aun hoy, todavía estoy muy triste...

      No tengo de por medio, en este momento "intereses electorales" y mi presente nota tampoco tiene finalidad electoral de ningún tipo, porque, si me dan a elegir entre los diversos candidatos que aspiran "gobernar" (a nivel local), todos o cualquiera me darían mas o menos lo mismo, porque prácticamente ninguno reúne las condiciones mínimas de compromiso personal, capacidad intelectual y vocación de servicio necesarias para una tarea de gobierno.

      Pero una vez, hace muchos años, alguien me dijo que, "cuando uno se encuentra triste, siempre es conveniente hablar y tratar de encontrar a alguien a quien poder contarle nuestras tristezas", porque, continuó, "cuando uno cuenta una tristeza que lleva en su interior, parece que, por el solo hecho de contarla, esta ya se sintiera un poco menos"...

      Y quizás sea por eso, o vaya a saber por qué, pero hoy decidí contarles, por lo menos a algunos de mis vecinos palosanteños (y también, a través de internet, a mis amigos de todo el mundo), esta tristeza que me han provocado la visita de De Angeli a nuestro Pueblo y todos los recuerdos tristes y dolorosos, de muerte y destrucción, que la sonrisa de este personaje, representante del "complejo sojero argentino", trajo a mi memoria, en una mañana casi fría, en una mañana de pájaros grises y hojas amarillentas arrastradas por la brisa del otoño, aquí en Palo Santo, un día jueves 4 de junio, de este año 2.009...

Saludos y un gran abrazo para todos.

Ramón M. Godoy

Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote
smile
wink
laugh
grin
angry
sad
shocked
cool
tongue
kiss
cry
achicar | agrandar

busy
 

Encuesta

¿Cómo Contribuyes Tú en el Cuidado del Medio Ambiente?