Menú Principal

Donaciones

Para donar a la Asociación debe comunicarse al teléfono:
+54 (03717) 494100
Palo Santo - Formosa

Usuarios en línea

Tenemos 80 invitados conectado

Noticias

LOS TEROS DEL FERROCARRIL Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
       En Palo Santo, como todos lo sabemos, una vieja línea de ferrocarril (ex ferrocarril Belgrano) pasa -de sudeste a noroeste- casi por el centro del Pueblo. Y alrededor de la misma hay un enorme descampado que debe tener unos ochocientos metros de largo por doscientos cincuenta o trescientos metros de ancho aproximadamente.

       Hasta hace algunos años estas tierras solían cubrirse de abundante vegetación,... gramíneas diversas, algunos matorrales y también varios centenares de algarrobos, lapachos, espina-corona, y otros árboles típicos de nuestra región (eran árboles muy jóvenes -plantines- que habían nacido espontáneamente y que ya tenían alturas que oscilaban entre uno y cuatro metros de altura).

      Y durante los diversos gobiernos municipales que precedieron al actual era relativamente común que se enviara periódicamente personal municipal para desmalezar dichos terrenos...

      Pero, como decíamos, junto con la maleza (y al amparo de ésta) también habían crecido allí centenares de arbolitos pertenecientes a especies autóctonas, algunas de las cuales son prácticamente un símbolo del gran Chaco Americano... Y aparentemente en forma voluntaria, quienes "desmalezaban" esos terrenos procuraban (con muy buen criterio) no cortar ni eliminar tales árboles que iban creciendo en esos descampados...

      Pero después, y ya durante la gestión del actual gobierno municipal, la Comuna inexplicablemente procedió a realizar algo así como una política de "tierra arrasada" con relación a gran parte de estas veinte o veinticinco hectáreas de territorio urbano... Y SACARON HASTA LAS RAÍCES de todo lo que crecía en las mismas...

      En efecto, no solamente cortaron la maleza y las hierbas, sino que también eliminaron a hachazos y a machetazos hasta el último arbolito que estaba creciendo en tales descampados. Después, como si esto fuera poco, enviaron personal con palas y picos para arrancar hasta las raíces de los mismos... Y así quedó esa enorme superficie, sin árboles que atenúen el efecto del frío del invierno, del calor del verano y de los vientos y las "polvaredas" que éstos levantan...

      ¿Para qué lo hicieron? ¿qué quisieron hacer cuando hicieron lo que hicieron y cual fue su inexplicable e ininteligible objetivo?

      Porque (como lo decíamos en otra nota que todavía está en nuestro sitio web   www.pumhalavozdelmonte.com.ar  y que se titula "REFLEXIONES SOBRE LO INEXPLICABLE", si la finalidad de lo descrito era evitar que esta masa vegetal sirva de refugio a ladrones y malvivientes (algo que consideramos correcto),... ¿no hubiera sido mucho mas inteligente y funcional desmalezar y eliminar los "yuyos" (como se dice aquí), pero dejando el césped y utilizando esos varios centenares de plantines de árboles de especies autóctonas, que estaban creciendo, para "parquizar" el lugar, transformándolo en un "espacio verde" en el centro de nuestro ejido urbano?...

      De aquello que relatamos,... ya han pasado varios años... y después de tales acontecimientos, varias parejas de teros (como así también algunos búhos) lograron adaptarse y se establecieron a vivir en estos descampados, casi totalmente abiertos... Los teros llegaron a hacer sus nidos entre el poco pasto que aún sobrevive, cincuenta o cien metros al sur de las vías... Los búhos, en cambio, anidaron en pequeñas cuevas casi bajo los "durmientes" del antiguo ferrocarril... Una vez, durante el año pasado, cuando iba a buscar mis caballos, me encontré, por pura casualidad, con el nido de una de esas parejas de teros. Tenían varios pichones muy chiquitos, que recién estaban "emplumando". Unas semanas después pasé de nuevo por el sitio, pero ya no estaban más... ¿Será que habrán logrado sobrevivir hasta que pudieron volar... y luego se fueron?... O, por lo contrario,... ¿su ausencia significaría que alguien les dio muerte?... Nunca lo supe...

      Mas, lo cierto es que todo indica que los teros se han habituado a anidar allí... Pero ahora el Municipio trajo una máquina "desmalezadora" que, con mucha mas frecuencia, cubre con su recorrido la totalidad de estos descampados... e indudablemente los nidos que en el futuro construyan los teros serán inevitablemente destruidos por las cuchillas de dicha máquina, sus huevos y/o pichones serán aplastados... y nada quedará de ellos... ¿Será este el fin de los teros del ferrocarril?... Me temo que sí...

Palo Santo, 3 de enero de 2.011.-

                                                                Ramón M. Godoy

Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote
smile
wink
laugh
grin
angry
sad
shocked
cool
tongue
kiss
cry
achicar | agrandar

busy
 

Encuesta

¿Cómo Contribuyes Tú en el Cuidado del Medio Ambiente?