Menú Principal

Donaciones

Para donar a la Asociación debe comunicarse al teléfono:
+54 (03717) 494100
Palo Santo - Formosa

Usuarios en línea

Tenemos 12 invitados conectado

Noticias

Sobre una nota de Fernando Princich, LIBERALISMO, CAPITALISMO, SOCIALISMO, PLUSVALÍA, ADRIÁN ROGERS, PLANES SOCIALES... Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

 

Sobre una nota de Fernando Princich...

LIBERALISMO, CAPITALISMO, SOCIALISMO, PLUSVALÍA, ADRIÁN ROGERS, LOS PLANES SOCIALES ARGENTINOS Y ALGO MAS...

 

       Días pasados leí en un sitio de Facebook una publicación de Fernando Princich, a quien le mando un saludo muy especial, ya que lo conozco (durante muchos años fue mi vecino y, como es bastante menor que yo, lo conozco desde niño).

      La nota de Fernando Princich se titula: “ASÍ ESTAMOS” y en la misma enumera, aparentemente con una actitud de profunda crítica, diversos planes sociales existentes en nuestro País,  “Subsidios”, “Planes Trabajar”, “Jefes y Jefas de Familia”,  “Asignación Familiar por Hijos” y “Pensiones por Madre de Siete Hijos”… y también  “Prebendas Políticas”… 

 

 

      Posteriormente transcribe textualmente algunos párrafos de Adrián Rogers (pastor bautista de los Estados Unidos), que datarían del año 1.931, o sea de casi ochenta años atrás… Y lo que transcribe es lo siguiente:

 

"Pensamiento de Adrián Rogers (1.931)

 

Pensamiento de Adrián Rogers (1.931). Todo lo que una persona recibe sin haber trabajado para obtenerlo, otra persona deberá haber trabajado para ello, pero sin recibirlo. El gobierno no puede entregar nada a alguien, si antes no se lo ha quitado a alguna otra persona. Cuando la mitad de las personas llegan a la conclusión de que ellas no tienen que trabajar porque la otra mitad está obligada a hacerse cargo de ellas, y cuando esta otra mitad se convence de que no vale la pena trabajar porque alguien les quitará lo que han logrado con su esfuerzo, eso... mi querido amigo... es el final de cualquier nación.

No se puede multiplicar la riqueza dividiéndola...

 

 

                           NO ES MI ANIMO POLEMIZAR, SINO MAS BIEN...

 

 

      Pero antes de continuar y en relación a esto, quisiera aclarar que no es mio ánimo polemizar con Fernando Princich, sino mas bien enriquecer sus comentarios con algunas opiniones diferentes (a mi criterio, las diferencias enriquecen)... Y al referirme a la nota de Princich, tampoco voy a seguir un orden "tradicional", por decirlo de alguna manera, comenzando desde el principio y avanzando hacia el final, sino que voy a comenzar por el final (o sea por el "pensamiento de A. Rogers"), para después llegar al principio.

 

 

SOBRE LO QUE SUPUESTAMENTE DIJO A. ROGERS…

 

 

      Habría dicho el Dr. Adrián Rogers en el año 1.931 que “no se puede multiplicar la riqueza dividiéndola”, y yo creo que, en primer lugar, la riqueza y la multiplicación de esa riqueza no constituyen o no deben constituir un fin en sí mismo, sino que deben ser solo una herramienta más (junto a muchas otras) para la realización plena del hombre… y, si deja de constituir una herramienta para la realización plena del hombre, esta “multiplicación de la riqueza” se transforma en solo en una irracionalidad egoísta al servicio de unos pocos.

      Y uno de los mayores males, no solamente de la Argentina sino del mundo actual es, precisamente, la “hiperconcentración de la riqueza”. La mayor parte de la riqueza del mundo está en manos de solo algunos centenares de personas. Por  otra parte, quien maneja la riqueza maneja la economía social en su conjunto, maneja los grandes medios de comunicación, manejando (a través de una información condicionada y supeditada a sus intereses) a la opinión pública, manejan el poder político, “fabrican” guerras cuando necesitan “mercado” para la industria armamentista o cuando algún país “periférico” intenta poner freno a sus afanes de lucro ilimitado, manejan la educación, manejan la técnica, la ciencia, la industria, los grandes centros de investigación, destruyen la ecología planetaria para satisfacer su incesante afán de lucro, manejan el mundo y se transforman en algo así como los dueños del mundo y del destino de la humanidad… y probablemente en un futuro no lejano, manejando la ingeniería genética y la fabricación de vida artificial, puedan manejar a su antojo la biología terrestre…

      Y… ante esto cabría preguntarse… ¿para que nos sirve, a nosotros, por lo menos, la multiplicación de esa riqueza hiperconcentrada?... y… qué peligros encierra?... y… qué futuro nos deparará la misma?...

 

 

SI ESA RIQUEZA HIPERCONCENTRADA SE DIVIDIERA…

 

 

      Pero en mi modesta opinión, si a esa “riqueza hiperconcentrada” se la dividiera (contrariando lo que sostiene Adrián Rogers) muy probablemente no dejaría de crecer y multiplicarse. Sino que, simplemente, crecería y se multiplicaría en otras manos (en manos mucho mas numerosas) y el beneficio generado por esa multiplicación de la riqueza no sería ya para una “ultralimitadísima minoría” sino para una cantidad muchísimo mas amplia de personas… Y, aún más, con alguna hipotética forma de “socialismo de autogestión” esa riqueza dividida hasta podría multiplicarse beneficiando a la totalidad de los habitantes de cualquier comunidad nacional.

      Coincido con Adrián Rogers cuando dice que "Cuando la mitad de las personas llegan a la conclusión de que ellas no tienen que trabajar porque la otra mitad está obligada a hacerse cargo de ellas, y cuando esta otra mitad se convence de que no vale la pena trabajar porque alguien les quitará lo que han logrado con su esfuerzo, eso... mi querido amigo... es el final de cualquier nación".

      Pero creo que, aun mucho antes de que suceda lo que plantea A. Rogers, el fin (o, al menos, una profunda crisis) de cualquier nación llega cuando se pierden los valores de una ética y de una moral social en la totalidad, o en gran parte del pueblo, o en un importante sector del mismo. Porque considero que una verdadera ética y una verdadera moral social, y el sentirse "parte de un todo que es la comunidad", constituyen la única base sólida sobre la cual puede mantenerse el tejido social en forma permanente...

      Y creo asimismo que, en una comunidad organizada, si realmente existe un sentido ético y moral de la sociedad, cada integrante de la misma se debe sentir obligado a aportar todo su esfuerzo y a brindarle a esa sociedad todo lo que sus potencialidades personales le permiten, para que esa sociedad se realice plenamente. Y, a su vez, la comunidad organizada le debe brindar a cada uno de los individuos que la integran, todo lo que necesita para su plena realización personal y familiar. Sería algo así como la aplicación de aquel principio que regía en las primitivas comunidades cristianas: "de cada cual según sus posibilidades y a cada cual según sus necesidades"...

      Por supuesto, lo anterior es incompatible con una cultura individualista y competitiva como la que se nos ha estado intentando imponer durante mucho tiempo. Habría que desterrar aquello de "crecer y progresar pisando la cabeza del otro", para reemplazarlo con la idea de "crecer y progresar junto al otro" y "con todos"... Habría que desplazar en gran medida el concepto de competencia, para reemplazarlo por el de desarrollo solidario y mancomunado... 

      En fin, es un tema, polémico al fin, pero  que da para mucho…

 

 

 

TAMBIEN SOSTIENE A. ROGERS…

 

 

 

      También sostiene A. Rogers que “Todo lo que una persona recibe sin haber trabajado para obtenerlo, otra persona deberá haber trabajado para ello, pero sin recibirlo”... Con respecto a esta afirmación de Rogers, me da la impresión de que lo que dice es cierto, pero si consideramos con mucha ortodoxia sus expresiones, sin ninguna duda en muchos países del mundo (incluído su propio País (Estados Unidos) ocurre lo que él manifiesta... Se podría afirmar, inclusive, que esto de "recibir algo sin haber trabajado para obtenerlo”, y “quitárselo a otro que ha producido riqueza o bienes sin recibirlos (o por lo menos sin recibirlos en su totalidad)” es algo intrínsico de cualquier modelo económico de tipo capitalista (el capitalismo es hijo del liberalismo y del individualismo)...

       En efecto, de la relación entre el capital y los trabajadores asalariados en una economía capitalista surge el concepto de salario como una retribución parcial que recibe el trabajador por la producción de riqueza que ha generado con su trabajo, pero siempre el salario es solamente una parte de la riqueza producida. La otra parte de esta riqueza producida por “los que trabajan” queda en manos de “la patronal”, o sea que, en definitiva, una parte de la riqueza producida por el trabajador la recibe el propio trabajador y otra parte de la riqueza producida por el trabajador la recibe “el capital”. De este modo, el “capital” se apropia de una parte de la riqueza producida por otros. Es la famosa “plusvalía”, o como se la quiera llamar…

      Y mientras mas se concentre la riqueza, mayor va a ser la cantidad esa riqueza, pero menor la cantidad de poseedores de la misma y lógicamente también en forma inversa va a ser mayor la cantidad de de asalariados trabajando para otro.

      Tal vez, para rebatir esto, se podría argumentar que “el capital es trabajo acumulado”, pero enormes fortunas que en algunos casos superan el presupuesto de países enteros,… ¿pueden haber sido “ganadas” con el trabajo individual… o, por lo contrario,… se obtuvieron “haciendo trabajar a otros” y apropiándose de parte de lo producido por el trabajo ajeno?...

      El concepto de “plusvalía” se generalizó mucho, a partir de que fue utilizada frecuentemente por el filósofo Karl Marx, pero (aunque muchos no lo saben) diversas formas de organización y experiencias de tipo socialista son muchísimo mas antiguas que el pensamiento marxista. Bastaría recordar que las ya mencionadas primeras comunidades cristianas, algunas décadas y hasta algunos siglos después de Cristo, o sea hace unos dos mil años, tenían una organización de tipo socialista, basada en el viejo principio (también cristiano) de que “cada cual debe producir y dar a la Comunidad según sus posibilidades y debe recibir según sus necesidades”…

      Y, muy lejos de aquellas experiencias de los primeros cristianos, en nuestra América, hubo naciones originarias, como los Incas, por ejemplo, que tuvieron una organización económica también de tipo socialista…

      Pero, volviendo a lo que dice A. Rogers, en el sentido de que "Toda persona que recibe algo sin haber trabjado para obtenerlo, otra persona deberá haber trabajado para ello, pero sin recibirlo",... me da la impresión de que, como lo dije precedentemente esto es algo intrínsico del capitalismo y la única (y quizás un tanto utópica) forma de evitar que esto suceda sería mediante la instauración de una suerte de "socialismo de autogestión"...

      Por último quisiera hacer alguna breve reflexión sobre los "Subsidios ”. “Planes Trabajar”, “Jefes y Jefas de Familia”, Prebendas Políticas”, “Asignación Familiar por Hijos” y “Pensiones por Madre de Siete Hijos”. que menciona Fernando Princich.

 

 

                                            SUBSIDIOS

 

 

      Los “subsidios” son una herramienta o un instrumento económico-social” de que disponen la mayoría de los Estados del Mundo para, entre otras cosas, estimular o favorecer determinadas actividades o iniciativas que pueden resultar útiles o de interés para la Comunidad o para ayudar o auxiliar a determinados sectores o personas  que atraviesan momentos o circunstancias difíciles… Y considero que esta “herramienta o instrumento”, si se la utiliza correctamente no tiene nada de criticable y puede resultar de mucha utilidad para el desarrollo y el crecimiento de una sociedad y también para paliar imprevistas situaciones desfavorables de algunos sectores o integrantes de la misma. Y, en este último caso, aunque se tratara de “algo que el Estado le saca a unos, para darle a otros”, creo que la ética y moral social a que me referí anteriormente obliga a la Comunidad (y al Estado, que es la Comunidad políticamente organizada) a no dejar abandonado a ninguno de sus integrantes, cuando pasa por una situación imprevista alta y gravemente desfavorable… A mi criterio la tarea del Estado no es solamente acumular riqueza, sino también, entre otras muchas cosas, velar por el bien común, la seguridad y la armonía entre todos los habitantes.

 

 

                                            PLANES TRABAJAR... 

 

 

      Como concepto un tanto abstracto, eran algo correcto y aceptable. Surgieron como una tentativa de atenuar o paliar las consecuencias de los altos índices de desocupación que a su vez eran los resultantes de varias décadas de una mala o pésima administración del Estado por parte de diversos gobiernos que nos llevaron a lo que terminó siendo una verdadera catástrofe. Lo malo fue las sumas excesivamente bajas que recibían los beneficiarios (a todas luces insuficientes para una vida digna), la politización de los mismos y el manejo clientelista  de estos Planes Trabajar por parte de algunos funcionarios y gobernantes. Pero si se los hubiera otorgado correcta e indiscriminadamente a todos los argentinos que no tenían trabajo, y hubieran sido más significativas las sumas a percibir, estos planes hubieran resultado algo parecido al “subsidio o seguro por desempleo” que se paga a los desocupados en la mayoría de los países civilizados del Mundo.

 

 

                                  PLANES JEFES Y JEFAS DE FAMILIA... 

 

 

      “Jefes y Jefas de Familia”.  La desocupación es mucho mas grave cuando no solo afecta individualmente el trabajador desempleado, sino a su familia y fundamentalmente a sus hijos… y lo comentado sobre los Planes Trabajar también resultaría válido para los Planes “Jefes y Jefas de Familia”… El estado nacional tiene la obligación de velar por todos, pero mas aun por aquellos mas vulnerables e indefensos, como son los niños, y no solamente es correcto, sino que constituye una obligación de la comunidad brindar una asistencia económica permanente a aquel que tiene hijos menores a cargo, mientras dure su estado de desocupación. Me parece que, por lo menos en nuestro país los “planes trabajar, familia, etc.” no fueron ni son las causas de la desocupación, sino que representaron algo así como un intento de paliar mínimamente los catastróficos efectos de la desocupación (lo que es algo totalmente distinto)

      Además sería interesante destacar que, en los países desarrollados, a cualquier trabajador desempleado se le paga mensualmente y mientras dure su condición de desempleo sumas muchísimo mas altas que las que percibe un beneficiario de nuestros planes sociales en Argentina. Y esto es visto como algo totalmente normal y lógico  que tampoco parece desalentar el deseo de encontrar trabajo, por parte de quienes los perciben. ¿por qué entonces aquí las cosas habrían de suceder aquí de manera distinta?...

 

 

                                      PREBENDAS POLÍTICAS...

 

 

      En este aspecto, coincido en que constituyen algo lamentable...

 

 

                                ASIGNACIÓN FAMILIAR POR HIJOS

 

 

La iniciativa, en sí, creo que es muy buena y es de destacar que en todos los casos está condicionada a que los hijos reciban una educación adecuada (constancia de escolaridad) y que reciban asistencia y un control médico y de salud adecuadas, o sea obliga a los padres o tutores, por lo menos a velar por la salud y educación de los chicos. Y a su vez permiten al Estado controlar que realmente los menores reciban educación y un adecuado control de su salud.

      Y aquí talvez sería bueno recordar que los primeros cinco años de vida constituyen la época en que se establecen los miles de millones de conexiones interneuronales en cualquier ser humano (y aun en muchos animales), que son las que le permitirán al individuo aprovechar eficientemente sus aptitudes genético-intelectuales.

      Si por falta de proteínas procedentes de una alimentación suficiente y variada, o por falta de estímulos, esas conexiones interneuronales no se establecieron satisfactoriamente antes de los cinco años de edad, con posterioridad, aunque a la persona se la alimente en forma adecuada y aunque se le brinde estímulos, ya nunca mas se crearán las mencionadas conexiones, y el individuo quedará para toda su vida en inferioridad de condiciones con respecto a quienes tuvieron una alimentación y estímulos normales.

 

 

  SI EN LOS PRIMEROS 5 AÑOS NO CREARON CONEXIONES INTERNEURONALES

 

 

      Esto determinará limitaciones en lo intelectuales, en su capacidad de aprender, en lo laboral, en lo afectivo, en el autocontrol de su conducta, en su imaginación creadora, en su capacidad de inserción social, en sus mecanismos de agresividad y en todo lo que hace a su vida de relación.

      No parece casualidad que la terrible ola de violencia que se observa actualmente en las grandes ciudades argentinas tiene como protagonistas en su mayor parte a jóvenes cuyos primeros cinco años de vida transcurrieron, precisamente, en el hambre y la miseria, durante alguna de las peores crisis que tuvo muestro País. No creo, reitero, que esto sea pura casualidad.

      Seguramente si esos jóvenes, en esos primeros cinco años que son algo así como "la primavera de la vida" hubieran tenido alimentación, contención, afecto y estímulos normales, la violencia que existe en nuestras grandes ciudades, sin ninguna duda sería muchísimo menor...

      Esto y muchas consideraciones mas me hacen pensar que todo lo que se invierta en los niños es una de las mejores inversiones que pude hacer el Estado.

      Por todo lo anterior, entiendo que los únicos aspectos negativos de la "asignación por hijo" lo constituyen por una parte el monto bastante limitado de la asignación (es inferior a lo que realmente se gasta en un niño) y, por otra parte, las dudas que aparentemente existen sobre la universalidad del beneficio. Aparentemente muchos padres que estarían en condiciones de acceder al beneficio, a pesar de haberlo tramitado supuestamente no lo reciben… ¿fallas burocráticas? o… ¿un manejo "clientelista" de determinados funcionarios que actúan como intermediarios en la tramitación?... En fin, creo que el beneficio es absolutamente correcto pero, además de elevar el importe de la asignación, debería hacerse mas ágil la tramitación y acceso para todos los que reúnen las condiciones exigidas.

 

 

                               PENSIONES POR MADRE DE SIETE HIJOS 

 

 

      No está mal, aunque posiblemente debería ser “rev

isado” en algunos aspectos, ya que no es conveniente que el propio Estado “promueva” una natalidad muy alta, sino que, mas bien, siempre por métodos éticos y morales, se debería tratar de disminuir el crecimiento demográfico.

 

 

                 UNA INYECCIÓN DE DINERO EN EL MERCADO INTERNO... 

 

 

      Por último cabría recordar que varios de estos “planes y subsidios” han significado una inyección de dinero en el mercado interno, aumentando la capacidad de compra en el mismo, lo cual implica mayor demanda de bienes y mayor producción para satisfacer esa demanda.

      Por supuesto, a quienes aspiran a una “hiperconcentración de la riqueza” y a que “la riqueza no sea dividida para que crezca más”, este tipo de medidas y planes que evidentemente tienen un carácter distributivo, les desagradan profundamente, pero, en fin, resulta lógico…

      Aclaro por último que todo lo anterior no significa por mi parte una apología global del "kirchnerismo", ya que hay aspectos del mismo que me merecen serias críticas, como su política ambiental, su política minera, etc.

      Para quienes conocen mi pensamiento, esto es bastante claro. Y, para quienes no lo conocen,… bueno,… sería demasiado extenso explayarme sobre minería, medio ambiente y tantas cosas mas en la presente circunstancia.

 

      Le mando un saludo a Fernando Prince y un saludo también a todos aquellos que suelen leer mis notas.

Palo Santo, septiembre de 2.010.-

 

                                                      Ramón Godoy

Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote
smile
wink
laugh
grin
angry
sad
shocked
cool
tongue
kiss
cry
achicar | agrandar

busy
 

Encuesta

¿Cómo Contribuyes Tú en el Cuidado del Medio Ambiente?