Menú Principal

Donaciones

Para donar a la Asociación debe comunicarse al teléfono:
+54 (03717) 494100
Palo Santo - Formosa

Usuarios en línea

Tenemos 46 invitados conectado

Noticias

BRUJAS, BRUJOS Y POLÍTICA EN PALO SANTO, UNA SOCIEDAD NO TAN "SUI GENERIS"... Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 3
MaloBueno 

 

 

 

          En otra nota de esta misma publicación, decíamos que, según algunos, en Palo Santo, muchas “prácticas de magia negra” y alguna suerte de “conexión con lo demoníaco”, parecen estar, por lo menos, emparentadas…

 

          Pero habría que aclarar que, aparentemente, no todos los brujos de Palo Santo incursionan en esto de la magia negra. Nos da la impresión, mas bien, que la gran mayoría de los mismos no lo hacen…

          Pero, al margen de esta diferenciación, cuando hablabamos de “las brujas y brujos de aquí”, comentábamos la notable influencia que éstos tienen sobre considerables sectores de nuestra población.

          Es de destacar, así mismo, que, a pesar de lo que muchos pueden creer, las brujas y brujos no son consultados solamente por el “común de la gente”…

          En efecto, según es casi “vox populi” en esta región, entre quienes requieren los servicios “profesionales” de brujas y brujos, existe una suerte de “clientes especiales” (y muy cotizados).

          Se trata, o se trataría, de una considerable cantidad de “políticos palosanteños”, que lo hacen, generalmente, en tiempo de elecciones…

 

 

 

PARA QUÉ RECURREN A BRUJAS Y BRUJOS LOS POLÍTICOS DE AQUÍ?

 

 

 

          Muchos lugareños nos relataban, por ejemplo, como supuestamente en las últimas semanas antes de cada elección, una selecta cantidad de “brujas y brujos” serían contratados para realizar los más insólitos e inimaginables “ritos y ceremonias”, implorando a los espíritus, fuerzas y poderes del más allá, que les permitan ganar o triunfar en estas “contiendas electorales”…

          Pero, aparentemente, para estos “trabajos” de cierta importancia, quienes aspiran a ocupar cargos electivos prefieren recurrir a “brujos de afuera”…

         Por ejemplo, nos contaban que, para una comentada elección realizada hace algo más de una década, los principales candidatos habrían “contratado” los servicios de brujos foráneos.

 

 

 

LA BRUJA DEL PERRO BLANCO

 

 

 

          Uno de los brujos (o, mejor dicho, una bruja) habría sido traída a Palo Santo desde más allá de El Colorado… y sería una “profesional” que tendría su domicilio bastante próximo a las costas del Río Bermejo…

          Para contratarla, el “político” que necesitaba sus servicios habría enviado a algunos de sus principales “operadores” (se dicen que eran cuatro) hasta el “rancho de la bruja”.

          Allí los enviados se encontraron con ella.

           La mujer, como toda profesional de las cosas ocultas que se “cotiza como tal”, tenía una vestimenta acorde con su “atípica profesión”.

          Zapatos de “charol” color violeta; un pantalón morado y amarillo, bastante ajustado; una especie de “chalina” negra que le cubría la parte superior del cuerpo, con dos murciélagos blancos dibujados en la misma… y una especie de “boina roja” con cuatro plumas negras en su parte delantera.

          Los recién llegados, luego de presentarse y de establecer claramente con ella el precio y las características de los servicios requeridos (y de ponerse de acuerdo en todo ésto), la “trajeron” a la bruja en un moderno vehículo (casi cero kilómetro), tipo “cuatro por cuatro” hasta Palo Santo…

         Pero he aquí que, según quienes participaron en la travesía, comenzaron a suceder cosas increíbles aún durante el viaje mismo…

 

 

           

ESE PERRO ES MI SEÑOR, DIJO LA BRUJA

 

 

 

         Durante el trayecto, desde la Ciudad de El Colorado hasta Palo Santo (algo así como unos cien kilómetros), el vehículo en que venían se desplazaba a una velocidad promedio de unos noventa kilómetros por hora, aproximadamente… y en el mencionado vehículo venían, como dijimos, la bruja y sus cuatro acompañantes,… que eran los cuatro “operadores” del político palosanteño…

         Pero, a los pocos minutos de partir desde El Colorado,… y viniendo “a mucha velocidad”, quienes “traían” a la “profesional de las cosas del más allá”, vieron que, con intervalos más o menos breves de tiempo,… aparecía “algo” que parecía ser un perro blanco (o casi blanco), ladrando en el costado de la Ruta…

         Después desaparecía, internándose en los matorrales próximos a la banquina, para luego “salir” ladrando nuevamente unos miles de metros más adelante… Posteriormente volvía a “esfumarse” en el monte, para luego volver a reaparecer…

         Y así sucesivamente, durante largo trecho, lo cual hacía presuponer que el perro,… o la “imagen de perro”,… o “lo que fuera”, se desplazaba a la misma velocidad que la “cuatro por cuatro”, durante muchos kilómetros…

 

 

 

QUIEN ERA EL SEÑOR DE LA BRUJA?

 

 

 

    Ante este suceso, imposible de explicar dentro  de  los "parámetros  normales" de la realidad,  los  atónitos viajeros quisieron detener el vehículo para observar de cerca a ese supuesto perro  (o imágen de perro), volátil y misterioso, que lograba moverse a noventa kilómetros por hora... (insólita velocidad para un perro... y tán rápido como una "cuatro por cuatro"...

 

 

 

Pero la “bruja” no permitió que se detuvieran y les dijo, con toda calma: “Déjenlo, no le hagan nada y no lo molesten,… porque “ese es mi Señor”… y “viene para protegernos”…

¿Quién o qué sería ese misterioso “Señor”, con apariencia de perro blanco, que seguía a la bruja “para protegernos”, según su propia expresión?...

¿Quién sería el “Señor” de la bruja?

Lo cierto parece ser que, según quienes protagonizaron este acontecimiento, al “perro blanco” lo “continuaron viendo”, en sucesivas apariciones, casi hasta llegar a Palo Santo…

 

 

           

ALGO CRUEL... DEGOLLARON CUATRO GALLOS BLANCOS

 

           

 

         Y una vez llegados a nuestro Pueblo, la “profesional” y sus acompañantes se trasladaron, entre las sombras sepulcrales de la noche, hasta una zona de “mandiyurales”, ubicada “en las afueras”, al suroeste de Palo Santo.

         Allí se habrían sumado varias personas más…

         Y el grupo habría permanecido durante horas, recitando “oraciones especiales”, hasta que la luna, las estrellas y demás cuerpos celestes de la noche llegaran a una posición adecuada y propicia…

         Cuando esto sucedió,… habrían comenzado a entonar “cánticos misteriosos”, quemando al mismo tiempo “determinadas hierbas” y arrojando el humo de las mismas hacia los “cuatro puntos cardinales”…

         Y luego habrían llegado “los secretarios”, con cuatro “gallos blancos”, a los que “habrían procedido a degollarlos a la luz de la luna”, como parte del ritual, pintando con su sangre cruces rojas en el suelo…

         Y a continuación,… se dice que prosiguió la “ceremonia” con diversos “actos” que la bruja iba indicando…

         Asimismo, una vez degollados los cuatro gallos blancos, a la luz de la luna, la mujer les habría indicado a todos los presentes  que “esto debe ser repetido por cada uno de ustedes, en su propia casa”…

 

 

           

ALGUIEN MAS PRESENCIÓ LA CEREMONIA

  

 

 

          Pero hubo algo o alguien más que presenció la insólita ceremonia…

          En efecto,… cuando la bruja inició su “tarea”,… muy arriba,… en la más profunda oscuridad,… y en lo alto de las ramas de un enorme “carandá”,  dos puntos brillantes y casi inmóviles podían ser observados por cualquiera que levantara la vista (pero nadie, aparentemente, los vió, porque todos miraban hacia la bruja y nadie elevó la mirada a lo alto)…

         Esos “dos puntos brillantes y casi inmóviles”  eran los negrísimos ojos de una comadreja, que miraba con una suerte de “maligna curiosidad” la escena que se desarrollaba mucho más abajo, allá en el suelo,… pero en lo que ella consideraba su  “propio territorio”…

         Y los dos puntos brillantes y casi inmóviles continuaron allí,… hasta que se fueron los últimos asistentes, pero esto ocurrió recién casi al amanecer,… cuando ya podía escucharse el canto de los primeros pájaros en los bosques y matorrales que rodean a nuestra población…

           Y, en relación a lo precedente,… habría que destacar que, en fecha coincidente con la del relato (o, mejor dicho, un día después), Palo Santo se llenó de “versiones” según las cuales, en algunos domicilios del Pueblo, habrían sido “sacrificados” “gallos blancos” y “colgados”,  posteriormente, de las ramas de determinados árboles…

         ¿Simple coincidencia?... ¿o continuación de estos “insólitos rituales”?...

          

 

 

BUENOS RESULTADOS

       

 

 

           Parece ser que, al “político” que hizo traer a la bruja desde las costas del Río Bermejo, tan mal no le fue (o, mejor dicho, le fue relativamente bien) en estos “avatares electorales”, si bien nadie sabe si fue gracias a la “bruja”, gracias al “electorado”,… o gracias a los frecuentes “fraudes” que, según se dice, existirían en estas tierras tropicales palosanteñas…

          Otro “candidato notable” (hombre pintoresco y “casi cómico” que entonces era “de la oposición”) en aquellos tiempos,… y para esa misma elección, habría recurrido también a los “poderes del más allá”… Y  para esto, se dice que trajo una “bruja” de “mucho más al norte”.

          Se trataría de una “profesional”  venida (o traída) desde las adyacencias del Río Pilcomayo, casi en los límites con la República del Paraguay…

         En este último caso,… también la “contratación”, el “viaje”, la “permanencia” y las “ceremonias” efectuadas, habrían tenido igualmente características inverosímiles,… aunque los resultados habrían sido mucho más “magros” que en el caso anterior…

 

 

 

MUCHO MAS 

 

 

 

            Seguramente, como éstos, debe haber muchos casos más de “profesionales” y “expertos” (o “expertas”) en las “cosas ocultas”, cuya supuesta capacidad para comunicarse con los “poderes del más allá”, les permite aprovechar el “notable mercado” que existe para este tipo de actividades en los “tiempos electorales” de Palo Santo, donde también proliferan una considerable cantidad de “vivos”, “vagos” y “tramposos” de toda índole,  que buscan un “espacio laboral” para sus “dudosas actividades”,… algo que, por otra parte, no les cuesta demasiado conseguir…

         Con respecto a este tema,… existirían algunas “publicaciones periodísticas” de aquellos tiempos,… o posteriores, en las que se relataría el increíble caso del “perro blanco”… y, en alguna publicación bibliográfica, se haría también referencia a este hecho, si bien no hemos podido llegar a conocerlas personalmente o tener acceso a las mismas…

 

Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote
smile
wink
laugh
grin
angry
sad
shocked
cool
tongue
kiss
cry
achicar | agrandar

busy
 

Encuesta

¿Cómo Contribuyes Tú en el Cuidado del Medio Ambiente?