Menú Principal

Donaciones

Para donar a la Asociación debe comunicarse al teléfono:
+54 (03717) 494100
Palo Santo - Formosa

Usuarios en línea

Tenemos 68 invitados conectado

Noticias

EL REGRESO DE LOS MONOS CARAYÁ EN ESE CAMPITO NUESTRO Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

 

 

 

 

      Hay un “campito nuestro” (del cual hemos hablado ya algo, en otras notas de esta misma Publicación),  aquí en Palo Santo (Provincia de Formosa), que está  ubicado unos siete kilómetros al sur de dicha Población de Palo Santo. El mismo tiene una superficie de unas cien Hectáreas aproximadamente, o sea que es relativamente pequeño, si lo comparamos con las grandes extensiones de otros establecimientos en estos lugares…

     

 

      Cuando recién compramos el mismo,… hace ya muchos años,… se escuchaban aquí, a cada rato, disparos de armas de fuego… y podíamos observar los desastres ocasionados por los “cazadores” (generalmente furtivos). Una fauna silvestre semiexterminada era claro testimonio de ello…

      También el bosque se encontraba notablemente raleado y empobrecido… y era notable que, en cada invierno, los incendios habían dejado su trágica huella de destrucción y de muerte…

 

 

 

AQUEL GRAN CARTEL QUE PUSIMOS ALLÍ

 

 

 

      Ante esta situación, lo primero que hicimos, al tomar de posesión de dicho lugar, fue colocar en la entrada un gran cartel, con una notable leyenda que decía textualmente: “PROHIBIDO CAZAR. PROTEJA Y CONSERVE LA VIDA SILVESTRE. GRACIAS”.

      Habría que hacer notar que, en aquella época, una notable cantidad de “cazadores furtivos” recorría con total impunidad los campos de la región,… ingresaban a cualquier lugar  y disparaban sus armas en cualquier sitio y contra cualquier animal silvestre con el que se encontraban…

      Cuando formulamos nuestra primera denuncia, referida a los cazadores furtivos, hasta la misma Policía de aquellos tiempos nos miraba con lo que parecía ser cierta curiosidad… y algún funcionario policial, hasta nos comentó que “era la primera vez en Palo Santo” que alguien denunciaba este tipo de cosas…

      Un Oficial de aquella época nos confesó que ni siquiera conocían totalmente la “Ley de Fauna” y que tampoco tenían su texto… Y, en un panorama así, resultaba casi lógico que “las fuerzas de seguridad locales” fueran un tanto reacias a colaborar o a “darles curso” a este tipo de denuncias…

      Y una notable cantidad de habitantes de la Región también consideraba que los “recursos del monte” eran inagotables (algo totalmente falso) y pensaban que no tenía sentido tratar de detener tanta destrucción…

      Pero, poco a poco, y con el tiempo, las cosas fueron cambiando…

      Mucha gente,… cada vez más,… comenzó a interesarse por lo nuestro…

      Aún muchos de los que antes destruían, tomaron conciencia de su error y abandonaron este tipo de actividades…

      Hubo asimismo, personas que se acercaron a colaborar…

 

 

       

Y TODO FUE CAMBIANDO

 

 

        

      Con el paso del tiempo, la actitud de la Policía en defensa de la Naturaleza, comenzó a ser cada vez más comprometida… Y, asimismo, logramos establecer contacto y comunicación con Jefes y Oficiales de Gendarmería Nacional,  que demostraron tener una gran vocación y una notable conciencia, en todo lo que se refiere a la protección del medio ambiente…

      Pero lo más importante, seguramente,… fue la conciencia cada vez más clara en la población (sobre todo en los jóvenes), sobre la necesidad de proteger nuestra biodiversidad…

      Y, refiriéndonos nuevamente a este “campito nuestro”, que está al sur de Palo Santo, hoy podemos decir que, después de más de una década, donde antes sólo había destrucción y muerte, hoy ya no se escuchan más disparos de armas de fuego… Y sí se escucha, en cambio, el canto de miles de pájaros…

      Y, A LA MAÑANA, YA PUEDE ESCUCHARSE DE NUEVO, EL GRITO DE LOS MONOS CARAYÁ (hace unos días, pudimos observar unos nueve ejemplares de esta especie –entre ellos algunas crías de poca edad- , desplazándose tranquilamente por las ramas altas del bosque. Y unos quinientos metros al sur, se escuchaba el grito de otro grupo de “carayás”)…

      También, con alguna frecuencia, pueden observarse en los pajonales, algunos ejemplares de “suris” (una especie de avestruz americano). Lo mismo ocurre con el “gato irá”, los “guazunchos”, el coatí, los “chancho moros”, etc.

 

      Y una considerable cantidad de otros mamíferos, aves, reptiles y anfibios viven con absoluta tranquilidad en nuestro monte y en otros montes próximos… 

 

 

 

PERO AUN FALTA MUCHO

 

 

 

      Seguramente falta muchísimo aún para que exista aquí la riqueza en cantidad y variedad de vida silvestre que hubo unos cincuenta o cien años atrás…

      Pero no hay duda que se está produciendo una paulatina recuperación, por lo menos en lo que a muchas especies se refiere (aunque, lamentablemente, no en todas. Por ejemplo, hace ya mucho tiempo que no vemos un oso hormiguero…)

      Y, seguramente, en esta recuperación, tuvo mucho que ver la actitud nuestra de prohibir la caza y la destrucción en este “monte nuestro”… y la colaboración que buscamos y obtuvimos de muchos vecinos … y de la población en general, para, por lo menos, limitar al máximo posible el daño  que representa esta matanza irracional de animales  por parte de los cazadores,… como así también la colaboración cada vez mayor de las “Fuerzas de Seguridad”…

      Y, recordando y meditando sobre todo lo precedente,… cabría preguntarnos… Y… ¿si todos hiciéramos lo mismo?... ¿Qué pasaría si todos hiciéramos lo mismo?...

      Y qué pasaría si todos los propietarios de campos de la Región actuaran de igual manera?...

      Y ¿qué pasaría, fundamentalmente, si desde el Gobierno Provincial o desde el Gobierno Nacional, se brindara algún “incentivo económico especial” (de tipo impositivo o de alguna otra característica), a todos los “Propietarios de Campo” que realicen algún “esfuerzo adicional” para proteger la Fauna Silvestre en sus respectivos establecimientos?

 

 

Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote
smile
wink
laugh
grin
angry
sad
shocked
cool
tongue
kiss
cry
achicar | agrandar

busy
 

Encuesta

¿Cómo Contribuyes Tú en el Cuidado del Medio Ambiente?