Menú Principal

Donaciones

Para donar a la Asociación debe comunicarse al teléfono:
+54 (03717) 494100
Palo Santo - Formosa

Usuarios en línea

Tenemos 62 invitados conectado

Noticias

POBRECITA,... SE LLAMABA "BARBI" Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

 

 

 

       Pobrecita!... Se llamaba “Barbi”… y cuando todavía era muy bebé, manos crueles y criminales la separaron de su madre (a ella y a tres hermanitos más)… y la tiraron en la orilla de una ruta…

       Allí fue que la encontramos,... muy pequeñita y muy "peludita", tirada junto a sus tres heramnitos, en una mañana de primavera...

       Era uno de esos días de primavera, en que miles de pájaros cantaban con alegría en el ramaje del bosque, mientras florecían los "aromitos" y las palomas construían sus nidos...

       Pero "Barbi" no podía compartir la alegría que parecía llenar todo el bosque,...

      “Barbi” no podía compartir la alegría, porque “Barbi” estaba triste y lloraba, ya que ese día había perdido para siempre a su mamá,… su mamá,… que también la andaría buscando muy lejos, aunque ya nunca más la encontraría…

      Y allí estaba “Barbi”, tirada junto a una ruta,… con sus tres hermanitos, con hambre y con mucho miedo,… solos en el Mundo… Y así la encontramos nosotros, hace algo así como unos seis años, más o menos…         

      Y la recogimos, junto a los otros tres perritos,… y la llevamos a casa,… y les dimos de comer… y comenzaron a crecer…

      Hasta que, una vez, vino una extraña enfermedad; sufrieron mucho… Uno de sus hermanitos murió,… pero a “Barbi” conseguimos salvarla… y a los otros dos también…

      Cuatro o cinco meses después, “Barbi” era ya casi una perra adulta... y, cuando nos sentábamos a  “tomar mate”, ella se echaba en el suelo, casi junto a nuestros piés,… y se quedaba allí,… comiendo algunos “bizcochos” que le solíamos dar…

      Y, cuando al atardecer, yo regresaba del Pueblo, “Barbi” solía estar junto al portón, echadita, esperándome,… y al verme llegar, agitaba su colita al aire, entre la brisa tibia de la tarde,… como expresando alegría…

      Pero,  partir de hoy,… ya “Barbi” no me esperará nunca más,… ni agitará nunca más su colita al aire, entre la brisa tibia de la tarde,…

      Porque ayer, un poco antes del anochecer,… “Barbi” murió…

      La atropelló un vehículo… y parece que la muerte se produjo casi en el acto…

      En esta misma publicación, pero en otra “nota”,  decíamos que no tenemos recursos para construír caniles,… que tenemos muchos perros “recogidos en la calle cuando habían sido abandonados”,… y que nuestro “ranchito” está a unos doscientos o trescientos metros de una ruta,… de una “ruta provincial”, que es un camino de tierra,… pero ruta al fin, con todos los peligros que, para un perro, representa una ruta…

      Si bien es cierto que el tráfico allí no es muy intenso,… y que los vehículos no pasan a gran velocidad… y que la mayoría de quienes aquí conducen un camión o un automóvil son “gente buena” que, cuando se les interpone un perro, generalmente detienen la marcha hasta que el perro pase,…

      Si bien es cierto que la mayoría de quienes transitan por allí tienen muy “buena voluntad”, pero la ruta siempre es peligrosa y no falta algún malvado que deje la muerte a su paso.

      Por lo menos, ayer ocurrió así… y dicen que a nuestra perra la atropelló una camioneta blanca, aunque no lo sabemos con seguridad…

      Todo indica que quién la mató, lo hizo voluntariamente,… porque, en un lugar con escasísimo tránsito,… ¿cómo no iba a poder detener su vehículo, cuando vio que Barbi cruzaba la ruta?...

      Y, si lo hizo voluntariamente,… ¿porqué tenía ese individuo que matar así a una perrita buena e indefensa, que jamás había hecho nada a nadie?...

      ¿Por qué tenían que matarla… o … por qué querían matarla a nuestra perra Barbi?...

      y… ¿qué habrá en el alma y en la conciencia de quien la mató?...

      ¿Por qué tanta locura?...

      Frente a tanta barbarie, uno a veces no sabe qué pensar… ni qué hacer…

      O, tal vez, lo único que se puede hacer es repetir aquellas palabras del Cristo Crucificado cuando dijo: “perdónalos, Padre, porque no saben lo que hacen” …

      Mientras tanto, cuando recuerdo el cuerpito inerte de Barbi y su hociquito negro y blanco, ya frío para siempre,… y cuando pienso que Barbi ya nunca más me esperará cuando regrese del Pueblo,…

      Mientras recuerdo y pienso todo ésto,… algunas lágrimas muy tristes humedecen mis ojos… y nuevamente me pregunto…

¿Por qué?.. ¿Por qué hicieron esto?...

 

 

Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote
smile
wink
laugh
grin
angry
sad
shocked
cool
tongue
kiss
cry
achicar | agrandar

busy
 

Encuesta

¿Cómo Contribuyes Tú en el Cuidado del Medio Ambiente?