Menú Principal

Donaciones

Para donar a la Asociación debe comunicarse al teléfono:
+54 (03717) 494100
Palo Santo - Formosa

Usuarios en línea

Tenemos 63 invitados conectado

Noticias

LA PAMPA, COBARDE MATANZA DE PUMAS, CIERVOS... SR. PRESIDENTE:HAY QUE HACER ALGO Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

SANGRE, MUERTE  Y  COBARDÍA 

 

¿Extranjeros "cazando" animales previamente "encerrados y dopados" en la Argentina?

 

COBARDE MATANZA DE JAGUARES, PUMAS, CIERVOS Y OTROS, que indudablemente constituyen actos de barbarie y crueldad, comprometen la supervivencia de muchas  especies silvestres y además  CONSPIRAN CONTRA LA IMAGEN DE NUESTRO PAÍS EN EL MUNDO

 

 

 

  SEÑOR PRESIDENTE: HAY QUE HACER ALGO...

 

CARTA A S. E. EL SR. PRESIDENTE DE LA NACIÓN ARGEntina

 

 

 

A  S. E.

el Sr. Presidente de la Nación Argentina

Dr. Néstor Kirchner

     S               /              D    

 

De nuestra mayor consideración:

                 En nuestro siglo XXI, aún existen en el Mundo comunidades humanas que viven en un ambiente totalmente natural, subsistiendo gracias a la caza y a la recolección de los frutos del monte...

             Y en alguna remota época del pasado, la totalidad de nuestros antecesores vivían de la misma forma...

              Eran los pueblos cazadores y recolectores de la antiguedad y aún lo son, en algunos casos del presente...

              Pero las actividades de "cacería" que practicaban (o practican) estos grupos humanos que sobreviven compitiendo por la supervivencia prácticamente en un plano de igualdad con las demás especies de los ecosistemas de que forman o formaban parte, no tienen  absolutamente nada que ver (ni la más remota semejanza) con los llamados "cazadores deportivos" de nuestras sociedades supuestamente civilizadas del presente...

              En efecto, el llamado "cazador deportivo" es un individuo que, dotado de la casi infinita superioridad que le da un arma de fuego, se "divierte" matando a una pobre bestia cuya posibilidades de defenderse frente a esa casi infinita superioridad tecnológica del "cazador" son prácticamente nulas...

              Cabría preguntarse si no existen enormes componentes de tipo "sádico" en la mente y en la conducta de quien utiliza esa enorme superioridad para "divertirse" con la muerte y la sangre de un indefenso...

              Y nos parece sumamente discutible (o, mejor dicho, totalmente discutible), desde el punto de vista ético y moral, la conducta de un "cazador deportivo" y de quienes promueven y lucran con esta "actividad"... y aún la esencia misma de este supuesto "deporte" que ha dado en llamarse la "caza deportiva"...

           Con relación a lo anterior, es de esperar que la evolución ética y moral de nuestras sociedades humanas, transforme con el tiempo las "excursiones de caza" en uno de esos crueles recuerdos del pasado... y que sean reemplazadas por "zafaris fotográficos" que probablemente desde el punto de vista económico nos beneficiarían mucho mas y que nos ayudarían asimismo a enriquecer nuestro espíritu y a integrarnos y  conocer un poco más el mundo natural del que formamos parte...

          Pero mucho mas lamentable y condenable aún que la crueldad de la "caza deportiva" nos parece el hecho de que haya individuos cuya "diversión" y "deporte" como "cazadores" lo constituye la matanza de animales que ya previamente han sido capturados, encerrados, hacinados, sometidos al tormento de la sed  y en algunos casos hasta "dopados", para luego liberarlos y, cuando sus mecanismos físicos y psíquicos de defensa se hallan sumamente disminuídos y deteriorados, son prácticamente asesinados por "cazadores" mayoritariamente extranjeros...

 

 

 

COBARDÍA, CRUELDAD Y MISERIA MORAL

 

 

 

          Y en relación a lo anterior, con mucha preocupación hemos tomado conocimiento recientemente a través de diversas publicaciones periodísticas y de denuncias públicas efectuadas por entidades ambientalistas (como  la Asociación "Alihuen" y otras, de las Provincias de La Pampa y Mendoza, principalmente), sobre la matanza de pumas, ciervos, pecaríes, jabalíes y otros, realizada en un contexto que indudablemente revela una enorme cobardía, crueldad y miseria moral por parte de quienes la realizan, promueven y lucran con la misma... 

          En esta matanza de animales silvestres tendrían una notable participación "cazadores extranjeros", provenientes de diversos países del Mundo (Habría que recordar aquí que mas de siete mil cazadores extranjeros visitan Argentina cada año, en busca de ciervos, antílopes o pumas -y hasta jaguares y tatú carreta- y que los controles sobre las especies protegidas -y, en general, sobre toda esta "actividad"- son muy escasos).

          La empresa turística argentina Big Hunting, por ejemplo, para atraer clientes, propone "paquetes de fin de semana",  y otras propuestas, por precios de hasta unos 7.000 dólares para una semana de caza (con "guía" incluído) y la "garantía" de llevarse algo así como siete "trofeos".

          Ahora bien,... ¿en qué consiste esa "garantía"?

 

 

 

  CAZA "GARANTIZADA"

 

 

 

          En algunos "cotos de caza" de distintas zonas del país, se aplica una modalidad llamada "la oferta de caza garantizada”.

          Para esto capturan previamente los animales silvestres, los tienen en cautiverio en pésimas condiciones de hacinamiento y maltrato durante bastante tiempo y recién un rato antes de que llegue el "cazador", a veces dopados, con su psiquismo notablemente deteriorado por el prolongado encierro en pésimas condiciones, y con mucha sed, los sueltan en el área donde se desarrollará la cacería, para que la pobre bestia, limitada en sus posibilidades de huír u ocultarse, resulte una víctima sumamente  "fácil" para el "cazador". De esta deleznable manera, se cumple la "garantía" dada a los "cazadores" de que obtendrán con seguridad las "piezas de caza" prometidas...

          Según declaraciones del jefe de Fiscalización de Fauna Silvestre de la Dirección Nacional de Fauna, Marcelo Silva Croome, (declaraciones formuladas a Tierramérica, que aparecen en Internet) desde 2002 se observa un incremento "muy grande" del turismo de caza procedente del extranjero, y admitió que resulta "muy difícil" evitar los abusos.

          El aumento del arribo de cazadores de Estados Unidos y Europa se advierte a partir de datos recogidos por la Policía Aeronáutica, que registra el ingreso al país de armas portadas por personas que llegan en avión. También se observa un crecimiento de los permisos de exportación de trofeos de caza.

            Silva explica que, por tratarse de un país federal, cada provincia tiene jurisdicción sobre sus cotos y fauna silvestre, y resulta muy complicado el control nacional de la actividad. "Desde la Dirección de Fauna sólo podemos regular cuáles especies se pueden cazar y cuáles no", y sancionar los incumplimientos detectados, remarcó.

          "Es imposible evitar la caza de especies protegidas", habría manifestado el funcionario.

 

 

MATAN ESPECIES PROTEGIDAS?

 

 

 


 

 


          "En algunos casos, por ejemplo el de los pecaríes (Pecari tajacu y Tayassu pecari, ambas variedades en la lista de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres) habilitamos un cupo (de caza) muy reducido en el ámbito nacional, pero hay provincias que no lo aplican, y sólo podemos aplicar sanciones si el cazador intenta sacar un trofeo de esas provincias", reconoció.

          Esas sanciones consisten en el secuestro de los trofeos y el pago de una multa.

          Y todo indica que la vigilancia que debería mantener el Estado se estaría dejando en manos de  empresas turísticas, que generalmente no cumplen las normas, y además las leyes vigentes tienen enormes limitaciones, porque fijan cupos para la caza de ciertas especies en forma arbitraria, sin censos previos.

           Como consecuencia de lo anterior, se matan demasiados animales  de las especies "permitidas", y muy probablemente también se promueve la captura de variedades  "supuestamente protegidas" como el ciervo de los pantanos , el huemul, o el venado de las pampas 

           Así el cazador, cuando los controles brillan por su ausencia, generalmente tira contra cualquier animal viviente... y   ¿quién y como lo controla?

          Una de las Provincias argentinas que ha sido noticia recientemente por este tipo de barbarie fue la Provincia de La Pampa, donde en 2006 fueron habilitados aproximadamente cincuenta cotos y ochenta campos de caza.  

 

 

 

PUMAS ENJAULADOS Y HACINADOS

 

 

 

 

 

 

          En dicha Provincia y en uno de esos  "cotos de caza" el jueves 25 de enero fueron rescatados 8 pumas enjaulados y hacinados, que esperaban el momento de ser "liberados" para que a las pocas horas los asesinaran los "cazadores"...

          Por rara "coincidencia", (según informaciones periodísticas difundidas en todo el País) en noviembre de 2006, en el alambrado perimetral de ese mismo "coto de caza", denominado Mamull Mapú, ocurrió una importante mortandad de piches, peludos, perros, zorros, jabalíes y hasta ciervos, generada por el arrojo de carne envenenada.

          Por otra parte, también según los medios de comunicación, la División Abigeato de la Policía de La Pampa el 28 de enero secuestró  6 pumas que estaban enjaulados en un campo propiedad de un “conocido operador de caza” de apellido Placenti. Esto habría sucedido en una Estancia llamada  “La Laura”, ubicado cerca de  Ataliva Roca.
         Los pumas estaban en una sola jaula adherida al piso. Y, aunque parezca increíble, las autoridades dispusieron que el propietario del lugar donde se encontraban prisioneros los pumas quedara como "depositario legal" de los animales.

 

 

 

 

Y AQUEL JAGUAR DE CORRIENTES

 

 

 

 

          En relación a lo precedente, habría que recordar que también en Corrientes, en octubre del 2.006, un enorme yaguareté (especie en grave peligro de extinción en la Argentina -y que se cree desaparecido ya en dicha Provincia-) fue muerto en una isla del río Paraná, frente a dicha ciudad y por las características físicas del ejemplar todo indica que se trataría de un animal de cautiverio y que fue liberada para  lo que se llama “cacería garantizada”.

          Como en La Pampa, traen a los cazadores y sueltan el animal cautivo, simulando luego que es silvestre al imitar todas las características de una corrida tras un animal salvaje, con perros, baqueanos, etc.

          Pero parece que el gran macho se escapó y debieron recurrir a terceros para matarlo y recuperarlo.

           Todo nos hace pensar, en fin, que esto de la "caza garantizada" constituye algo bastante difundido en nuestro País

          En el año 2005, también en Corrientes  la Policía Federal Argentina  encontró unos 800 patos muertos, ejemplares autóctonos y en peligro de extinción. También se hallaron muertos ciervos de los pantanos, chanchos pecaríes, iguanas y zorros.

         Se acusó a ocho turistas extranjeros  cazadores furtivos. Se secuestraron deslizadores, miras infrarrojas, rayos láser y escopetas de distintos calibres, pero, aparentemente, todo terminó ahí.

           Los casos relacionados con los "cotos de caza" de La Pampa (que, por otra parte, tuvieron una amplia publicidad periodística) habrían generado preocupación y determinado que Funcionarios del Gobierno Nacional  tomaran algún tipo de intervención al respecto...

 

 

 

 

LAS ENORMES LIMITACIONES DEL ESTADO NACIONAL

 

 

 

 

            Pero, aún así, seguramente se pondrán de manifiesto nuevamente las enormes limitaciones que tiene el Estado Nacional para actuar (aún en el caso de que realmente quiera hacerlo), sobre todo lo que se refiere a "fauna silvestre", "cotos de caza" y otros.

           Algo similar (o muy parecido) a lo que ocurre con otro tema de fundamental importancia para la Nación: la protección de nuestros bosques y las medidas necesarias para detener su acelerada destrucción.

               De todos modos, Sr. Presidente, consideramos que ha llegado la hora de que el Estado Nacional intervenga mucho mas enérgicamente  a fin de encontrar alguna vía que permita detener todo esto...

           Y queríamos expresarle nuestra mas profunda preocupación frente a lo expuesto precedentemente, solicitándole alguna iniciativa o gestión del Poder Ejecutivo de la Nación para instaurar una actitud más ética en el manejo de nuestra fauna silvestre y asimismo para detener la destrucción  de la misma, como así también para poner fin a esto de la "caza garantizada"  (COBARDE MATANZA DE JAGUARES, PUMAS, CIERVOS Y OTROS - previamente capturados, enjaulados y hasta dopados -, que indudablemente constituyen actos de barbarie y crueldad, que además de comprometer la supervivencia de muchas  especies silvestres, CONSPIRAN CONTRA LA IMAGEN DE NUESTRO PAÍS EN EL MUNDO)

          Sin otro particular, saludamos a Ud. con atenta consideración.

        

                                                               Ramón M. Godoy

Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote
smile
wink
laugh
grin
angry
sad
shocked
cool
tongue
kiss
cry
achicar | agrandar

busy
 

Encuesta

¿Cómo Contribuyes Tú en el Cuidado del Medio Ambiente?