Menú Principal

Donaciones

Para donar a la Asociación debe comunicarse al teléfono:
+54 (03717) 494100
Palo Santo - Formosa

Usuarios en línea

Tenemos 19 invitados conectado

Noticias

¡ FUEGO!... ¿ARDE CALIFORNIA? Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

 

 

Hace algo así como quince mil años y costeando el Océano Pacífico, llegaban a California los primeros habitantes humanos...

 

               Dicen que eran, entre otros, los precursores de los Pericúes, Guaycuras y Cochimíes y también de los kumiai (k'miai), de los cucapá, pai pai, kiliwa, cahilla y akula, pertenecientes al tronco yumano. 

             Pero seguramente aquellos primitivos pueblos nómades, cuando se establecieron entre los chaparrales de esos lugares,  jamás habrán imaginado que, ciento cincuenta siglos después, las tierras del suroeste norteamericano, que ellos habitaron por primer vez, iban a ser noticia mundial y pasto de las llamas, arrasadas por gigantescos incendios, probablemente algunos de los incendios mas notables de la historia de lo que actualmente constituye los Estados Unidos de Norteamérica.

              El fuego, avivado permanentemente por el viento cálido y seco procedente del desierto,  en el momento de escribir esta nota, había destruido ya  más de 2.000 viviendas de ricos y de pobres, así como grandes edificaciones, y redujo a cenizas mas de 200.000 hectáreas de bosques a lo largo de la mitad sur del Estado. Había también mas de una docena de muertos, muchas decenas de heridos y aproximadamente un millón de personas evacuadas.

 

 

 

¿ARDERÁN LAS MANSIONES DE LAS ESTRELLAS?

 

 

 

 

 

 

 

               Y las gigantescas llamaradas hasta amenazaban las riquísimas residencias y mansiones de notables "estrellas de Hollywood", todo ello en el territorio de uno de los Países mas poderosos de la Tierra...

               Además, como casi 10.000  bomberos, totalmente extenuados, parecían insuficientes para combatir las llamas, fueron movilizados miles de presos desde las cárceles de California y estos presos se incorporaron  a la "batalla contra el fuego"...

                Y hasta en la base aérea Miramar, de la Infantería de Marina, unos 40 aviones, entre ellos cazas F-18, aeronaves de carga C-130 y helicópteros, debieron ser trasladados a bases en California y en Arizona, como consecuencia de las llamas imparables.

                Y también había incendios, aunque de menor magnitud, mas al sur, en el territorio mejicano.

                La época mas propicia para los incendios, en California, es el período comprendido entre octubre a diciembre, pues es en esos meses cuando nacen en el interior del continente los vientos secos conocidos como 'Santa Ana', que se encajonan y aceleran en los cañones que los guían desde las planicies áridas hacia la costa, al oeste, y alcanzan hasta velocidades de mas de 150 kilómetros por hora.
 

 

 

 

MONTES SUPERPOBLADOS DE "CHAPARROS"

 

 

 


                     
Y, una vez iniciado el fuego, el mismo se extiende con extraordinaria rapidez por esos montes con superabundancia de chaparros, unos arbustos de la familia del roble,  que en esa época del año se encuentran muy secos debido a la sequedad general del ambiente.

               El chaparral, por otra parte, está muy adaptado al fuego, es muy resistente y puede recuperarse, pero si se quema con mucha frecuencia,  suele desaparecer y lo reemplaza la hierba... Y esa hierba, en tiempos de sequía, es incluso más inflamable que los chaparros.

               Además, todo indica que los incendios en California  serán cada vez más frecuentes, por el calentamiento global del Planeta Tierra, que, en el sur de California, reducirá la lluvia y elevará la temperatura... Por lo menos, todo lo indica así...

                En fin,... una verdadera catástrofe, pero no la única...

 

 

 

 

INCENDIOS EN TODO EL MUNDO...

 

 

 

 

 

 

 

 

                 Porque los gigantescos incendios de California no son un caso aislado, sino que parecen formar parte de todo un proceso planetario  iniciado en las últimas décadas y que se desarrolla en la totalidad de la Tierra, constituido por el  incremento de los incendios forestales en todo el Mundo...

               Con respecto a lo anterior, habría que recordar, por ejemplo, los enormes incendios  que también se produjeron en Grecia, allá por    agosto  de 2.007, cuando ardió gran parte de la Península Helénica y centenares de miles de hectáreas fueron arrasadas por las llamas, dejando mas de sesenta víctimas humanas, cadáveres que aparecían quemados en coches, casas y campos (entre estos una madre abrazada con sus cuatro hijos, todos muertos, por supuesto), animales muertos, viviendas y cultivos destruidos por el fuego, etc.

                Cabría hacer notar que en ese País (Grecia), fundamentalmente al sur, en la península del Peloponeso, decenas de aviones y helicópteros y mas de mil solados eran impotentes para detener el avance de las llamas  en algo así como unos cuarenta incendios que constituyeron una verdadera tragedia nacional y que se extendieron inclusive  hacia el lugar donde se realizaban los Juegos Olímpicos de la antigüedad, arrasando poblaciones enteras, dejando cadáveres por doquier, perros calcinados, gallinas muertas, ovejas, vacas y cabras carbonizadas, y un terrorífico espectáculo de muerte y desolación...

 

 

 

 

MUERTE Y DESOLACIÓN EN GRECIA...

 

 

 

 

                Participaron en la lucha contra el fuego, en tierras de Grecia, unos 17 Países,  hidroaviones de Francia e Italia,  60 bomberos de Francia y también de Chipre, helicópteros alemanes y españoles, etc. Pero nada parecía detener la catástrofe, la que, al cabo de un determinado tiempo, finalizó mas bien por obra de  los cambios climáticos que por la acción humana...           

                Hasta el museo y el estadio de Olimpia, cuna de los Juegos Olímpicos en la Antigüedad, y el monte Cronos, ubicado sobre el lugar donde se enciende la tradicional antorcha, frente al espacio destinado a los Juegos, sufrieron daños.

                        Y en esos mismos días,  en Italia se vivía una nueva ola de calor de hasta 40 grados que empeoró los incendios de bosques que también se producían en el sur. Las zonas más afectadas fueron la isla de Ponza en el mar Tirreno, cerca de  Roma, la "Ciudad Eterna".

                No muchos años antes, mas precisamente en el año 2.003, igualmente en Portugal se incendiaban unas 400.000 hectáreas de bosques, durante una ola de calor, en un tórrido verano. Según los expertos, fue la superficie forestal más grande que se haya quemado en un solo año en toda la historia del Portugal.

 

 

 

 

EN PORTUGAL, EN ESPAÑA Y EN LOS BOSQUES DE LA "TAIGA"

 

 

 

 

 

 

 

 

               Por otra parte, no muy lejos de Portugal, en España, durante el año 2.006, hubo asimismo aproximadamente 5.000 incendios, en que ardieron casi ciento cincuenta mil hectáreas...

                Algo parecido, o talvez mucho peor, ocurría y ocurre con los llamados "bosques boreales" del norte europeo, de la "taiga" siberiana, del norte de Canadá y de Alaska...

               Se calcula que en Rusia se queman entre doce y veinticuatro millones de hectáreas de bosque por año...

               .En Canadá (País que cuenta con  418 millones de hectáreas  boscosas)  las llamas consumen dos millones y medio de hectáreas de bosques todos los años. Y en las últimos tres décadas, las áreas  boscosas incendiadas de Canadá se multiplicaron por más de tres.      

               También en Alaska, la destrucción de los bosques por el fuego  se triplicó  en los últimos años.

 

 

 

EL FUEGO EN LOS PANTANOS BOREALES...

 

 




                Y estos incendios de los bosques y pantanos boreales son especialmente preocupantes porque en ellos se encuentra el cuarenta por ciento del carbono terrestre del mundo, casi el doble que el ubicado en las selvas tropicales, según las nuevas investigaciones.

                La región boreal forma una franja circumpolar a través de Rusia, el norte de Europa , Canadá y Alaska. Y el cambio climático de los últimos decenios elevó su temperatura y secó la atmósfera, lo que favorece los incendios.

               Al mismo tiempo, la quema de bosques y pantanos boreales podría conducir a un recalentamiento y resecamiento del clima, que, a su vez, originaría las condiciones para nuevos y mas frecuentes incendios...

                Por otra parte, habría que recordar que hay casi diez veces más carbono en el suelo de las regiones boreales que en las plantas y árboles que crecen sobre ese mismo suelo. En contraste, el suelo de las selvas tropicales tienen tres veces menos carbono. Y los grandes incendios  boreales consumen todo, desde la copa hasta la rocas del suelo...

 

 

 

CENTENARES DE MILLONES DE HECTÁREAS ARDEN EN ÁFRICA

 

 

 

 

 

 

 

 

              Y mientras arden California, Grecia y los bosques mediterráneos, y se queman igualmente millones de hectáreas boscosas en las regiones boreales, el Continente mas castigado por el fuego de los incendios continúa siendo África, especialmente la llamada "África Subsahariana", donde todos los años arden cerca de doscientos millones de hectáreas de selvas y bosques...

                Otro tanto ocurre en América del Sur, fundamentalmente en la extensísima cuenca del Río Amazonas... Allí, en el año 1998, tras dos meses de incendios, las llamas devoraron casi 37.000 kilómetros cuadrados (unas 3.700.000 Hectáreas). Hubo algo así como 2.000 focos diferentes abiertos que avanzan sin control alguno. Ni siquiera el Ejército pudo detenerlos, hasta que, finalmente, lo hizo la propia Naturaleza cuando llegaron las lluvias...

                Se trataba de gigantescas llamaradas, con  frentes de hasta 600 kilómetros, que avanzaban mas de cuatro kilómetros por día, devorando la selva, la flora y la fauna de estas tierras de los indios Yanomami (unos 20.000, que viven casi sin contacto con el resto del Mundo). Los Yanomami son un pueblo que incluso ha llegado a protagonizar suicidios colectivos cuando ha visto alterado su medio ambiente... Fue  el mayor incendio declarado nunca en el Amazonas, según los expertos.

 

 

 

BRASIL,... INFIERNO EN LA SELVA...

 

 

 

               Y  la temperatura ambiental alcanzaba en los termómetros los 40 grados centígrados, con lo que la labor de extinción se hacía aún más complicada, y una gran nube de humo cubría  Boa Vista, la capital del estado brasileño de Roraima. El asfalto estaba cubierto de ceniza mientras que las pavesas de madera quemada pululaban por el aire impidiendo la visibilidad.

                Vale la pena recordar que el Amazonas alberga el 30% de la diversidad biológica terrestre, y esta riqueza está amenazada...

                La deforestación y los incendios en el Amazonas son las principales fuentes de emisiones de CO2 en Brasil, contribuyendo de este modo al cambio climático, que a su vez aumenta el número de incendios".

                El Amazonas tiene un importante papel en nuestro sistema climático y en el ciclo del agua, ya que almacena grandes cantidades de carbono, así como una gran cantidad del agua dulce del mundo.

                Al aumentar las emisiones de CO2 se contribuye más al cambio climático, este a su vez reduce la humedad de la selva haciéndola más susceptible a los incendios, que a su vez emiten más CO2 generando un mortal círculo vicioso.

 

 

 

    Y ALLÁ EN INDONESIA...

 

 

 

 

 

 

               Y muy lejos del Amazonas, en Indonesia, otra región de selvas tropicales y ecuatoriales, a fines de la década del 90,  enormes incendios liberaban en la atmósfera algo así como unos 2.600 millones de toneladas de gases invernadero, equivalente a 40 por ciento de las emisiones industriales en un año entero.

                      Indonesia cuenta (o contaba) con una de las mayores reservas de la biosfera del planeta, pero se calcula que cada año desaparece en el archipiélago una superficie boscosa equivalente a cuarenta y dos mil kilómetros cuadrados.

               Los bosques húmedos tropicales de Indonesia están gravemente amenazados por los incendios. A veces en un solo mes, se detectan hasta 1.732 focos activos en las islas de Sumatra y Borneo, y se cree que más de dos tercios de éstos son incendios  provocados para ganar nuevos terrenos de cultivo.                          

                Cada año se producen allí incendios intencionales . Los pantanos que cubren gran parte del hábitat boscoso,  arden por semanas y  semanas, generado una capa de humo en toda la región. El humo cubre al país y  llega a los países vecinos, Singapur, Malasia y Borneo. Los aeropuertos de Indonesia permanecen cerrados y hay ciudades en que los conductores necesitan encender las luces altas de sus vehículos durante el día debido a la poca visibilidad.

 

 

 

 

LOS INCENDIOS, EL HUMO Y LOS ORANGUTANES

 

 

 

 

                Los fuertes incendios y la capa de humo  destruyen el hábitat del orangután y los animales se ven forzados a salir de la jungla en búsqueda de alimento y refugio, generalmente cerca de plantaciones  donde terminan siendo víctimas de los humanos.

                Quedan menos de 60.000 orangutanes en Indonesia y se calcula que  en diez años pueden llegar a extinguirse por  la destrucción de su hábitat.

               Hay además en Indonesia otras 146 especies animales silvestres amenazadas,... entre ellos el elefante asiático, con una población silvestre estimada en 50.000 (más otros 10.000 en cautiverio). Su hábitat ya esta en peligro por la amplia invasión humana y los incendios que cada día se incrementan mas...

                Y en Australia, mas al sureste, los incendios en el verano  arrasan  millones de hectáreas de bosques...

               Pero si nos referimos a nuestro País (la Argentina), la situación no es aquí menos preocupante. Cada año el tema de los incendios surge nuevamente. En Argentina, entre 1992 y 1994, se quemaron más de 7.000.000 de hectáreas (equivale a casi tres veces la provincia de Tucumán). Entre 1976 y 1992, ardieron 4.500.000 hectáreas en La Pampa (Argentina), y entre diciembre de 2.000 y mediados de enero de 2.001, en esta provincia, se quemaron 1.600.000 hectáreas.

 

 

 

 

ARGENTINA, CHACO Y FORMOSA, UN CIELO MARRÓN...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                  En Córdoba existe honda preocupación por la destrucción de los ecosistemas de pastizales y de monte, considerados esenciales para el sostenimiento de la vida. Pero todos los años, en invierno y a comienzos de primavera, principalmente en las "sierras" (las montañas del oeste cordobés) se producen gigantescos incendios...

               También anualmente se queman en Patagonia Argentina unas 100.000 ha, de las cuales el 7% es bosque nativo y el 90% pastizal.

               Chaco y Formosa (Argentina): Grandes quemazones por todos lados. Grandes extensiones de campo barridas por el fuego de las quemazones. La región entera está sumida en una humareda permanente. El cielo no es más azul, sino que se tiñe con un color marrón por el humo y la mugre que unos locos tiran a la atmósfera. Todo indica que no hay preocupación por este problema, da la impresión de que se  seguirán quemando los montes de la tierra.

 

 

 

 

LA TIERRA,... ¿UN PLANETA EN LLAMAS?

              

 

 

 

               Pero si consideramos la totalidad del Mundo se puede afirmar que anualmente se queman entre 350.000.000 y 500.000.000 de hectáreas de bosques, como consecuencia de los incendios...

                     La perdida de la biomasa es uno de los riesgos más graves que afectan a la humanidad, además de la perdida de masa forestal con gravísimas consecuencias sobre delicados ecosistemas,  produce una perdida de recursos a medio y largo plazo que pueden agravar las condiciones de vida de millones de seres humanos y que pueden hacer insostenible la propia supervivencia.

                   Los  árboles absorben dióxido de carbono, el principal gas  de efecto invernadero. Cuando un árbol se incendia, el carbono absorbido es liberado. En la era preindustrial, existía, a grandes rasgos, un equilibrio entre el carbono absorbido por los árboles y el liberado por la quema de vegetales.

              De todos modos, la quema de combustibles fósiles en procesos industriales y en el transporte liberó grandes cantidades adicionales de dióxido de carbono bloqueado durante millones de años en los yacimientos de petróleo, carbón y gas natural.

 

 

 

 

LAS PROFECÍAS DE LOS ANTIGUOS INDIOS MAYAS...

 

 

 

 

 

 

 

 

               Se calcula, por ese motivo, que en los próximos 20 o 30 años se duplicará la proporción de dióxido de carbono en la atmósfera, según los científicos mas notables de la Tierra.

               Los incendios forestales se podrían acelerar y determinar así que se tripliquen las áreas quemadas, lo que sería calamitoso para muchos ecosistemas del mundo, indican los últimos estudios.

               Todo indica, en fin, que el notable incremento de los incendios en la Tierra tiene una relación directa con el "calentamiento global" y que el "calentamiento global", a su vez, se acelera con la desaparición de las grandes masas boscosas y con el  aumento de los gases de efecto invernadero generado por los propios incendios...

                 Las posibilidades de recuperación física y biológica de la Tierra parecen ser cada vez mas limitadas y  estaríamos muy próximos a llegar a un "punto de no retorno", a partir del cual un conjunto de fenómenos retroalimentados e imposibles de detener comprometerán seriamente la propia supervivencia de la especie humana...

                Talvez los Mayas, un antiguo Pueblo de América Central, de alguna manera hayan intuido o "vislumbrado", para "un poco después del año 2.000", esta catastrófica interrupción en la evolución de las diversas civilizaciones humanas, o este "suicidio colectivo" de la humanidad, que puede llegar a materializarse en un futuro próximo como consecuencia del  calentamiento global, los desmontes, la contaminación y la superpoblación...

                        Porque el calendario maya finaliza abruptamente el sábado 23 de diciembre del año 2012, 5.125 años después de iniciarse la era del "Quinto Sol", y las extrañas profecías que la antigua Cultura Maya (una de las civilizaciones mas interesantes de América) hizo para el periodo que media entre los años 1992 y 2012 de nuestro calendario, plantean un profundo misterio y  pregunta inquietantes...

                ¿Por qué el "calendario maya" finaliza en el año 2.012?...

                       ¿Habrá algo de cierto en las "profecías mayas"?...

               ¿Nos encontramos realmente viviendo el final de una Era  y veremos dentro de aproximadamente 7 años el amanecer de otra era con un signo muy distinto?

             ¿Habrán intuido aquellos Pueblos algo de lo que probablemente iba a suceder en la Tierra muchos siglos después?

               Y si, como lo afirman la mayoría de los expertos, el calentamiento global, los desmontes, la contaminación y la superpoblación van a generar una terrible catástrofe humana y ambiental en la Tierra dentro de no muchos años,... esta catástrofe ¿será algo así como "el final de todo" y una suerte de "suicidio colectivo de toda la especie humana", o, por el contrario, será solamente el fin de la "actual civilización", pero quedarán sobrevivientes para iniciar una "nueva era"?...

                 Tendrá esto alguna relación con lo que intuían los antiguos mayas?...

                Probablemente, con respecto a las fechas, estas no resulten demasiado exactas y exista alguna relativa imprecisión, pero en lo demás, solo Dios lo sabe...

PALO SANTO, noviembre de 2.007.

                                                   Ramón M. Godoy

Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote
smile
wink
laugh
grin
angry
sad
shocked
cool
tongue
kiss
cry
achicar | agrandar

busy
 

Encuesta

¿Cómo Contribuyes Tú en el Cuidado del Medio Ambiente?